Págs.

¿Qué es el Colesterol?

Se trata de una sustancia como cera que se encuentra naturalmente en la sangre y todas las células del cuerpo. El cuerpo necesita cierta cantidad de colesterol para formar células, hormonas y tejidos sanos.

El colesterol no se produce sólo en el cuerpo humano sino que, además, se encuentra en los alimentos que proceden de los animales, como la carne de res y de cerdo, el pollo, los huevos, el queso y la leche entera.

El cuerpo produce colesterol "bueno" y colesterol "malo." Un nivel elevado de LDL (o sea el colesterol "malo") aumenta los riesgos de sufrir una enfermedad del corazón. Por otra parte, un nivel elevado de HDL (o sea el colesterol "bueno") parece proteger contra las enfermedades del corazón. En cambio, un nivel bajo de HDL hace que aumente su riesgo.

El cuerpo produce todo el colesterol que necesita. A veces, produce demasiado. Cuando uno consume alimentos con un contenido alto de grasas y colesterol, uno ingiere más colesterol del que necesita, lo que hace que tenga un nivel "alto" de colesterol. Cuanto más elevado sea su nivel de colesterol, tanto mayor será su riesgo de padecer una enfermedad del corazón.

Cualquiera puede tener el colesterol alto. Más de 3 millones de latinos son afectados por esta enfermedad. Cualquier miembro de su familia lo puede tener, sea delgado u obeso, joven o de edad avanzada.

¿Cuáles son las complicaciones?

El colesterol elevado es un importante factor de riesgo de enfermedades del corazón y derrames cerebrales. Cuando se tiene demasiado colesterol en la sangre, ese excedente se acumula dentro de las arterias que transportan sangre al corazón y al cerebro. Ese excedente de colesterol forma una sustancia espesa y dura que se llama placa. Si esta placa se acumula, puede bloquear las arterias que van al corazón y el cerebro.

Cuando las arterias que van al corazón se bloquean, al músculo del corazón no le llega suficiente sangre y es posible que se sufra un ataque al corazón. El daño al corazón podría ser permanente. Cuando las arterias que se bloquean son las que van al cerebro, es posible que a éste no le llegue suficiente sangre y se puede sufrir un derrame cerebral. Pueden quedar paralizadas parte de la cara y del cuerpo, y es posible que no se pueda hablar normalmente. Incluso, si el ataque al corazón o el derrame cerebral son intensos, pueden ocasionar la muerte.

¿Qué son los niveles de colesterol?

Al comienzo, el colesterol alto no suele presentar síntomas y por eso se dice que es una enfermedad "silenciosa. Aunque usted no sepa que tiene ese mal, lo cierto es que éste sigue activo y causándole daños al cuerpo. Por eso es importante someterse a una prueba que mida su nivel de colesterol. Es el único modo de saber si lo tiene alto o no.

Pídale a su médico que le haga la prueba sencilla que mide la cantidad de colesterol en la sangre. Luego, pregúntele cuál es la cifra que representa su nivel de colesterol. Si usted ya cumplió los 20 años de edad, hágase la prueba del colesterol y siga repitiéndola por lo menos una vez cada 5 años. Si usted tiene el colesterol elevado, su profesional de la salud querrá medirlo con mayor frecuencia.

El Programa Nacional de Educación sobre el Colesterol recomienda un nivel total de colesterol de 200 mg/dL o menos. Dicho programa también ha establecido metas para bajar el colesterol "malo" o sea el LDL. Su meta para el colesterol LDL dependerá de si usted padece del corazón o de los factores de riesgo que tenga. Hable con su profesional de la salud sobre sus factores de riesgo y su meta para el colesterol LDL.

Tratamiento para el colesterol

En general, el tratamiento incluye dieta, ejercicio y cuando sean necesarios, medicamentos. Las siguientes medidas pueden ayudar a bajar su nivel de colesterol.

 

Coma menos alimentos grasosos, tales como leche entera, mantequilla, yemas de huevo, manteca y grasa de cerdo.

 

 

Coma más alimentos saludables, tales como frutas, hortalizas, granos, frijoles/habichuelas y productos de leche baja en grasa.

 

 

Sea más activo físicamente.

 

 

Pierda peso, si está excedido de peso.

 

 

Deje de fumar o fume menos.

Cuando llegue a su meta de bajar el colesterol habrá reducido sus riesgos de sufrir una enfermedad del corazón, un ataque al corazón o un derrame cerebral.

Dependiendo de su nivel de colesterol y sus factores de riesgo, su profesional de la salud podría recetarle algún medicamento que reduzca el colesterol. Hoy en día se consiguen muchos de estos medicamentos. Cuando se usan en conjunto con una dieta y un programa de ejercicio, pueden surtir el efecto deseado y reducir los niveles de colesterol.

 

¿Qué es la diabetes?

En la persona con diabetes, el cuerpo no produce suficiente insulina o no la aprovecha como debiera. La insulina es una sustancia producida por un órgano llamado el páncreas. Ayuda al cuerpo a tomar el azúcar en la sangre para dárselo a las células. Las células lo utilizan para producir la energía que se necesita para vivir. La persona con diabetes tiene demasiado azúcar (o sea, glucosa) en la sangre.

Hay dos tipos principales de diabetes. La diabetes Tipo 1 suele presentarse en niños y adultos jóvenes, y ocurre porque el cuerpo no produce ninguna insulina. Las personas que tienen este tipo de diabetes se tienen que inyectar insulina todos los días. En la diabetes Tipo 2, el cuerpo no puede producir suficiente insulina o no la puede aprovechar como debiera.

Al igual que el colesterol alto y la presión alta, la diabetes es una enfermedad "silenciosa." Se desarrolla muy lentamente y a menudo, sus síntomas pasan desapercibidos:

 

Orinar con frecuencia

 

 

Tener demasiada sed que dura y perdura

 

 

Perder peso, a menudo acompañado de un hambre anormal.

 

 

Tener la vista borrosa.

Sin embargo, todas estas señales de advertencia pueden presentarse en personas que no tienen diabetes.

Es por esto que el mejor modo de determinar si tiene o no diabetes, es pedirle a un profesional de la salud que le haga un análisis de sangre para determinar la cantidad de azúcar (glucosa) en la sangre.

¿Cuáles son los factores de riesgo de la diabetes?

Como latino, tiene dos veces más probabilidades de tener diabetes. Otros factores de riesgo importantes para la diabetes son:

 

Edad (45 años o más)

 

 

Historia familiar

 

 

Sobrepeso

 

 

Falta de ejercicio

 

 

Presión alta

 

 

Colesterol alto

Tratamiento para la Diabetes

Aunque no hay cura para la diabetes, ésta casi siempre se puede controlar. En primer lugar, hable con su profesional de la salud sobre un plan de tratamiento y juntos, establezcan metas basadas en sus necesidades individuales. El plan debe incluir una meta para el nivel de glucosa en la sangre, así como también metas para el peso y el ejercicio. La Asociación Americana de la Diabetes (American Diabetes Association) recomienda que el nivel de glucosa en la sangre se mantenga entre 80 y 120 mg/dL antes de las comidas y entre 100 y 140 mg/dL a la hora de acostarse.

También debe comenzar una dieta para diabetes que sea baja en grasas. Si es necesario, pierda peso, e inicie un programa de ejercicios para hacerlo con regularidad según se lo recomiende su médico. Para algunas personas, estas medidas son suficientes para controlar su diabetes. Para otras, la dieta y el ejercicio no serán suficientes por sí solos y necesitarán tomar un medicamento para llegar a su meta.

Hay distintos tipos de medicamentos que se recetan con base en las necesidades del paciente. Para las personas con diabetes Tipo 2, el medicamento suele ser una píldora; pero a veces son necesarias las inyecciones de insulina.

Si usted toma un medicamento, no deja de ser muy importante que consuma alimentos bajos en grasas y que haga ejercicio regularmente. La combinación de dieta, ejercicio y medicamentos le ayudará a mantener controlada la diabetes.

 

¿Qué es la depresión?

La depresión es una enfermedad común que afecta a mas de 8 millones de latinos. No es culpa de nadie y no es señal de debilidad.

La depresión es una enfermedad común que anualmente afecta a unos 20 millones de adultos en los Estados Unidos. En el país, aproximadamente 1 de cada 6 adultos padece depresión durante alguna etapa de su vida. Esta proporción representa el mismo número de personas que padecen diabetes.

La depresión puede afectar a la persona de diferentes maneras. Por ejemplo, puede afectar su forma de pensar y actuar, su carácter y su ánimo.

La palabra depresión implica algo más que simplemente sentirse triste. Hablamos de la depresión grave, es decir, una enfermedad con síntomas característicos.

Cuando la persona se siente deprimida nadie tiene la "culpa" ni tampoco significa que el enfermo sea débil de carácter. La depresión es una enfermedad, por lo cual debe ser atendida por un médico debido a que es posible que el enfermo necesite medicamentos o algún otro tratamiento a fin de ayudarle a sentirse mejor.

¿Cuáles son las causas de la depresión?

La causa exacta de la depresión se desconoce y nadie sabe a ciencia cierta por qué algunas personas se deprimen y otras no. A veces la depresión ocurre debido a la tensión mientras que en otras se presenta sin causa aparente.

Los médicos piensan que es posible que ciertas sustancias químicas del cerebro participen en esta condición. Por ejemplo, en el cerebro humano existe una sustancia llamada serotonina y se ha observado que la presencia de una cantidad insuficiente de esta sustancia puede contribuir a la aparición de la depresión.

Los estados de depresión grave se presentan por lo general entre los 20 y los 39 años de edad, y la mujer es dos veces más propensa a padecerla que el hombre.

Puede que la genética también influya en la presentación de esta enfermedad, ya que las personas con antecedentes familiares de depresión tienen más posibilidades de padecerla también. Sin embargo, esto no quiere decir que todas las personas con antecedentes familiares de la enfermedad vayan a padecerla también.

¿Cuáles son los síntomas de la depresión?

 

La depresión es una enfermedad muy común con síntomas característicos y persistentes tales como tristeza o falta de interés o placer en la mayoría de las actividades cotidianas durante más de dos semanas.

Esto se acompaña de alguno de los siguientes síntomas:

 

Sentimientos de tristeza

 

 

Falta de interés en actividades que la persona disfrutaba antes (pasatiempos, sexo, etc.)

 

 

Alteraciones del apetito o del peso de la persona

 

 

Alteraciones del sueño

 

 

Inquietud o falta de actividad perceptible por otras personas

 

 

Falta de energía o sensación de cansancio

 

 

Dificultad para concentrarse o tomar decisiones

 

 

Carencia de autoestima o sentimientos de culpabilidad injustificada

 

 

Deseos constantes de muerte o suicidio

Cuando se diagnostica la depresión, estos síntomas son suficientemente graves como para causar angustia a la persona o interferir con su trabajo, sus actividades diarias o sociales.

Es importante recordar que, al igual que cualquier otra enfermedad, los síntomas de la depresión pueden variar de una persona a otra y que no todos los enfermos manifiestan los mismos síntomas.

Es posible que a menudo el enfermo no note los síntomas, aunque para sus familiares y amigos sea evidente que existe un problema. Si usted piensa que algún amigo o familiar está deprimido, consulte a su médico sobre lo que puede hacer para ayudarle.

 

¿Qué es la hipertensión?

Al igual que el colesterol alto, la presión arterial alta de la sangre es una enfermedad "silenciosa," que no tiene señales de advertencia. Si se deja sin tratar, puede causar derrames cerebrales, así como enfermedad del corazón y de los riñones. A la presión arterial alta también se le llama "hipertensión." Las personas con hipertensión no necesariamente son personas nerviosas, tensas ni hiperactivas. De hecho, uno puede ser una persona calmada y tranquila, y aun así, tener la presión arterial alta. En esta sección se le proporcionará información sobre lo que usted puede hacer para prevenir o controlar la presión alta.

Cuando la sangre circula desde el corazón hacia el resto del cuerpo, ejerce presión contra las paredes de las arterias. Esta presión se llama presión arterial. Los números que uno lee cuando le toman la presión arterial es la medida de la presión de la sangre en las arterias. Si la presión es demasiado alta, se dice que tiene "presión arterial alta" o que tiene la "presión alta."

Con la presión alta, el corazón tiene que trabajar más para bombear la sangre por las arterias hacia el resto del organismo. Con el tiempo, las arterias se ponen rígidas y estrechas, haciendo que a la sangre le resulte más difícil pasar por ellas.

Cuales son los factores de riesgo de la presión arterial alta?

Aproximadamente 1 de cada 4 latinos y 1 de cada 5 latinas tienen la presión alta. Se trata de un problema muy común y muy grave. Otros factores de riesgo para la presión alta son:

 

Historia familiar

 

 

Más de 60 años edad

 

 

Fumar

 

 

Colesterol alto

 

 

Diabetes

 

 

Obesidad

 

 

Falta de ejercicio

Si usted tiene la presión alta, comuníquele a su profesional de la salud todos los medicamentos que esté tomando, tanto los de receta médica como los de venta libre.

Entérese de su presión arterial

Pídale a su profesional de la salud que le indique cuál es su presión arterial. Le dará dos cifras: la más alta representa la presión de la sangre cuando el corazón late. La cifra más baja es la presión de la sangre entre latidos, cuando el corazón está en reposo. La cifra alta se le indicará siempre en primer lugar, y enseguida le dan la más baja. Por ejemplo: 120/80 se dice "120 sobre 80."

El Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre (National Heart, Lung, and Blood Institute) recomienda que la meta para los adultos sea de menos de 140/90. Toda presión arterial por encima de estas cifras se considera alta o "elevada."
La presión arterial que se considera óptima es de 120/80.

Tratamiento para la hipertensión

Hay muchas medicinas llamadas "antihipertensivas" que bajan la presión arterial y que son muy eficaces cuando se toman de acuerdo con las instrucciones. Pregúntele a su médico todo lo que se le ocurra sobre los efectos secundarios de los medicamentos.

Si ya está tomando medicamentos para la presión alta, no deja de ser importante que mantenga una dieta saludable y que haga ejercicio con regularidad. Así podría bajar su presión arterial más todavía. Además de la dieta, el ejercicio y los medicamentos, otros cambios importantes incluyen:

 

Perder peso si está excedido de kilos.

 

 

Dejar de fumar o fumar menos.

Consejos de prevención

Una dieta baja en grasas y rica en frutas y hortalizas, unida al ejercicio hecho con regularidad, puede contribuir a prevenir la presión alta. Si usted ya tiene la presión alta, lo más importante que puede hacer es seguir las instrucciones de su médico.

Si su presión arterial es un poco más alta que la normal, el hacer cambios en la dieta y en el ejercicio, según lo que le recomiende su médico, podría ser suficiente para reducirla. Si eso no basta, es posible que le receten medicamentos.


Google
Web Busca en nuestra página
 

 

Notas de salud

                     Sección 8

  En esta sección te presentamos las siguientes notas: 

¿Qué es el colesterol?
¿Qué es la diabetes?
¿Qué es la depresión?
¿Qué es la hipertensión?

                     Nota

Te presentamos en esta sección algunas notas de salud que hemos recogido de aquí y de allá. Esperamos las encuentres interesantes. 

En ningún caso la información ofrecida en este sitio sustituye a la consulta médica.  

::  Portada   ::      ::   Anterior   ::      ::   Subir    ::      ::   Siguiente    ::

Copyright 2005 www.hermanosunidosencristo.org. All rights reserved. Un ministerio de la Iglesia Hermanos Unidos en Cristo de Burbank, CA. Estados Unidos