Págs. 

Prevenir un infarto
 

¿Cómo identificar los síntomas? El infarto, también conocido como ataque cardíaco, es una de las manifestaciones más usuales y riesgosas de las enfermedades coronarias y cardiopatía, que se produce a causa de un proceso prolongado en el que las placas de grasa obstruyen las arterias y reducen el flujo sanguíneo que llega al corazón.

El bloqueo se produce por el depósito de lípidos (grasas),
sobre todo de colesterol, debajo del tejido que reviste el interior de las arterias (endotelio). La reducción del flujo sanguíneo provoca la formación de coágulos o trombosis coronarias que pueden causar el bloqueo definitivo y con ello la muerte de la zona del músculo cardíaco que era nutrido por ese vaso.

La dimensión del daño depende de el tiempo que transcurre en el momento que el corazón deja de recibir oxigeno. Por esta razón recomendamos tomarle importancia a los siguientes síntomas:

-Sensación de pesadez, incomodidad, opresión al centro del corazón en un lapso menor de tres minutos.

-Dolor desde el pecho hasta los hombros, el cuello, brazos y espalda.

-Sensación de mareos, desmayos y desvanecimiento.

-Palpitaciones, respiración entrecortada y falta de aire.

Ante la aparición de estos síntomas acuda inmediatamente al médico.


 

Mordedura de araña
 

El azúcar puede ser usado para la picadura de arañas, aplicándose tópicamente. La glucosa convencional hace cicatrizar las úlceras producidas por estos bichos.
Existen más de 20 mil especies de arañas de distintos tamaños y colores, pero con una característica común: todas, en mayor o menor grado, son venenosas. Sin embargo, sólo 50 de esos animales logran penetrar la piel humana.

El género de araña más importante es el Loxosceles, cuya mordedura provoca dolor de intensidad variable, edema leve, úlcera y graves enfermedades de piel. Específicamente en el caso de la Viuda Negra, los síntomas incluyen la combinación de Sudoración, Contracciones y Dolor leve. Además, afecta al hígado y al estómago.

Cuando la úlcera se forma, se recomiendan el azúcar, ya que aplicada de forma tópica y en cantidades concentradas, inhibe el crecimiento bacteriano; es decir, cicatriza la zona de la mordedura.

Con respecto al tratamiento más adecuado para este tipo de complicaciones se destaca el suministro de suero durante las primeras 12 horas, como método de curación.
Aplicar jugo de rábano localmente en mordeduras ayudará a aliviar el dolor y reducir la hinchazón
Un pedazo de sábila evita que la parte afectada se hinche y de picazón.

Fuente:
La Salud.com

 

Preparados ante las quemaduras
 

Existen muchos tipos de quemadas. Pueden ser quemaduras térmicas, quemadas eléctricas o quemadas de contacto. Cada una pueden ocurrir de forma diferente, pero el tratamiento para ellas es muy similar. Dependiendo la gravedad de la herida usted pondrá auxiliar a la persona, en lo que llega el medico o ambulancia.

Para quemadas térmicas, de contacto o productos químicos, el primer paso es de correr agua fría sobre la quemada por un mínimo de 30 minutos. Si la ropa de la víctima está pegada a la quemadura, no intente quitársela. Quítele la ropa que no esté pegada a la quemadura cortándola. Cubra la quemadura con una tela limpia. Si no tiene una déjele libre. No aplique ningún jabón, ni remedio casero.

Si la víctima ha recibido una quemadura eléctrica, el tratamiento es un poco diferente. No toque a una víctima que ha tenido contacto con electricidad a menos que esté libre de la corriente eléctrica. Si la víctima aún está en contacto con la corriente eléctrica, la electricidad viajará a través del cuerpo de la víctima y le electrificará. Una vez que la víctima esté libre de la corriente eléctrica su prioridad es de revisar que no haya obstrucción de aire, que haya circulación de sangre. Administre Resucitación Cardiopulmonar (RCP) si es necesario. Una vez que la condición de la víctima se estabilice, empiece a correr agua fría sobre las quemaduras por un mínimo de 30 minutos. Mantenga a la víctima abrigada hasta que llegue ayuda Médica.

Fuente:
La Salud.com

 

Hemorragias, ¿Qué hacer en caso de una?

 

Una hemorragia es un sangramiento que se produce por un daño a un vaso sanguíneo. Las hemorragias pueden ser externas, si la sangre fluye al exterior, o internas, si la sangre es mantenida en el interior del organismo.

En el caso de que el daño se haya producido en una arteria, la sangre que fluye será de color rojo vivo, en gran cantidad y dependiendo del calibre de la arteria, con gran fuerza. Como el corazón sigue impulsando sangre sin tener en cuenta la pérdida, grandes cantidades de sangre, esta se pierde en breves momentos, de modo que la hemorragia arterial es siempre una emergencia médica y requiere un traslado urgente a un centro hospitalario.

En el caso de que sea una vena la que está involucrada en la hemorragia, la sangre será un color rojo más oscuro, y sale de las heridas con menos fuerza, a pesar de esto, también requiere de atención inmediata por un médico porque el sangramiento es constante y puede conducir a una pérdida importante de sangre que conlleva a otras complicaciones. En la hemorragia de origen capilar la sangre emana muy lentamente.

Causas: La causa más frecuente de hemorragia es la ruptura accidental de un vaso sanguíneo, producida por una laceración o un traumatismo, sin embargo existen otras condiciones como ulceras, cáncer, aneurismas que podrían conducir a una hemorragia.

Primeros auxilios: Pida ayuda para el traslado de la persona a un centro hospitalario. Mantener a la persona en posición horizontal. Aplicar un rollo de gasa u otro material sobre el sitio de la hemorragia. En el caso de que la herida sea en brazos o piernas, elevar el miembro afectado. Presionar con firmeza sobre el sitio afectado por lo menos cinco minutos. Si se ha dañado una arteria, presionar el lado de la arteria más cercano al corazón durante 15 minutos. No retirar la gasa empapada en sangre, aplicar un vendaje limpio. Si se poseen los conocimientos para la aplicación de un torniquete, debe recordarse que este debe aflojarse cada diez minutos. Recuerde en toda hemorragia cada minuto es valioso, acuda a un centro de emergencias lo más pronto posible.

Fuente: La Salud.com

 

Qué hacer con la fiebre

Qué hacer con la fiebre

Es la señal de distintas enfermedades, la mayoría infecciosas. La fiebre es un signo de alerta, es al manifestación orgánica, que indica la presencia de enfermedad y con su disminución el cese o la mejoría de la misma.

En los niños pequeños es frecuente que la fiebre alta vaya acompañada de convulsiones. Es importante fijarse como empieza y cuando se le quita. Esta información puede ser útil para identificar la enfermedad. Para saber si una persona tiene fiebre es necesario controlar la temperatura.

La temperatura corporal varia con la hora del día. Es más baja en las horas de al madrugada y sube en las horas de la tarde. También varia según el sitio en que se tome. Para su medición se utiliza el termómetro clínico o la apreciación al tacto. La temperatura normal del organismo es de 37 Grados Centígrados . En general solo se debe bajar la fiebre cuando la temperatura es superior a 38.5 grados centígrados.

Señales:
Aumento de la temperatura al tacto, especialmente el cuello y la cabeza, mientras las manos y pies están fríos.
Escalofrío.
Pulso y respiración acelerados.
El paciente pasa mala noche, especialmente en niños que usualmente duermen bien.
Pérdida súbita del apetito.
Cuando la fiebre es muy alta el paciente puede estar irritable, sensible a la luz, con dolor e cabeza con inquietud o mareo; a veces se puede acompañar de un estado de confusión mental, llamado delirio, con desorientación en tiempo y lugar, puede tener alucinaciones y convulsiones.
Cuando un niño especialmente activo deja de moverse, jugar o estar somnoliento durante el día.

Tratamiento:
Baño con agua tibia por un periodo de 5 minutos; no secar, cubrir . inmediatamente con una sabana o toalla de color claro. Otro método consiste en desnudar completamente el niño y airearlo por todo el cuerpo (utilizando un periódico o cartón a modo de abanico) por unos 15 a 20 minutos o hasta que toda la piel se sienta fresca, vistiéndolo a continuación con ropa limpia, seca, ligera y holgada.
Iniciar hidratación con suero oral, agua u otras debidas.
Fraccionar la comida sin forzar su consumo

Administrar un medicamento anti-rético (aspirina o dolex) teniendo en cuenta la precauciones.
Mantenga el lugar fresco y ventilado.
Controle la temperatura cada 6 horas
Consulte al médico para descubrir y tratar la causa
Desinfecte el termómetro con agua jabón y alcohol
Sacúdalo hasta que marque menos de 34 grados centígrados
Coloque el termómetro bajo la lengua; déjelo puesto por 3 minutos. En la axila; déjelo puesto por 5 minutos

Si es un niño, controle la temperatura axila sosteniéndole el brazo flexionado y pegado al pecho. No lo deje solo.

Realice la lectura colocando el termómetro a la altura de sus ojos con la banda de color al lado opuesto y busque una franja plateada que sale desde la ampolla y termina en el punto que marca la temperatura.

Las divisiones del termómetro se denominan grados. Las divisiones entre grado y grado se llaman décimas y permiten hacer lectura exacta.

Después lávelo y desinféctelo con alcohol.

Fuente: La Salud.com


Google
Web Busca en nuestra página
 

 

Notas de salud

                     Sección 17

  En esta sección te presentamos las siguientes notas:

Prevenir el infarto
Mordedura de araña
Preparados ante la quemadura
Hemorragias ¿Qué hacer....?                    Qué hacer con la fiebre

                     Nota

Te presentamos en esta sección algunas notas de salud que hemos recogido de aquí y de allá. Esperamos las encuentres interesantes. 

En ningún caso la información ofrecida en este sitio sustituye a la consulta médica.

                                   ::  Portada   ::      ::   Anterior   ::      ::   Subir    ::      ::   Siguiente    ::

                                                              Copyright Unidos en Cristo. All rights reserved. - Contáctenos si desea usar algún material de nuestro sitio web