Págs.

Chistes Varios

¿A dónde van las pulgas cuando se mueren?
- Al pulgatorio.

Luego de comerse tres platos exquisitos en un restaurante de lujo, el cliente llama al mozo:
"Camarero, todavía me he quedado con hambre, ¿qué me aconseja pedir?"
"¿Quiere un consejo sincero? Pida la cuenta y estoy seguro que se le pasará el apetito".

"Hola, ¿cómo estás? ¿Qué tal te va en tu vida de casado?"
"¡Ah... no sabes, mi mujer cocinando es un sol!"
"¿Cocina tan bien?"
"No, es un sol, ¡lo quema todo!"

Un hombre llega a una venta de tarjetas de san Valentín y pregunta al tendero:
¿Tiene tarjetas que digan para mi único y verdadero amor?
El tendero responde: Sí tenemos.
Y el hombre responde: Deme ocho por favor.

- Mamá!! Mamá!! en el colegio me dicen policía.
- Pero hijo mío, ¿qué me dices? ¿Y eso por qué?
- ¡¡¡Aquí las preguntas las hago yo!!!

¿Cuál es el animal que da más vueltas después de muerto?
- El pollo asado

¿Qué hora es cuando un reloj da trece campanadas?
- Hora de arreglarlo.

Dos presos:
- ¿Y vos porque estás aquí?
- ¡Porque no me dejan salir, tonto!

Eran dos señores buscando trabajo, encuentran un letrero que decía: "se necesitan tres albañiles". Y uno dice "¡Que mala suerte, Pedro! Aquí se necesitan tres albañiles y nosotros somos dos.
 
Está un señor conduciendo y se pasa una luz roja y se le acerca un oficial y le dice:
-Oiga, ¿Es que no se acaba de dar cuanta que acaba de pasar una luz roja?
A lo que el conductor le responde:
-Disculpe oficial lo que pasa es que soy daltónico
Y el oficial responde:
Eso no tiene nada que ver, ¿Es qué acaso en Daltonia no hay semáforos?

-Doctor vengo a que me haga un examen de la vista, para ver como sigo.
-Creo que sigues muy mal.
¡está es la ferretería y el hospital está a una cuadra de aquí!

-Policía, ¿no ha visto pasar por aquí a un hombre? Es que salió corriendo y no me quiere pagar el corte de pelo que le hice.
-Señor peluquero, ¿y cómo era ese hombre?
-Pues era bajito, moreno y le faltaba esta oreja.

-Yo quisiera saber cuándo voy a morir.
-¿y eso para qué?
-para irme a mi pueblo a morir allá.
-Pues yo lo que quisiera saber es dónde voy a morir.
-¿ Y para qué?
-Para nunca pasar ni siquiera cerca de allí.

Un niño dice a la vecina:
-Dice mi mami que si le presta las tijeras.
-Bueno, ¿y tu mamá no tiene tijeras?
-pues sí... pero como va a cortar un pedazo de lata, no quiere arruinar las de ella.

Una vez murió un político y los vecinos le pusieron un letrero que decía: “Aquí yace un hombre que hizo el bien e hizo el mal. Eso sí... cuando hizo el bien... lo hizo mal... y cuando hizo el mal... lo hizo bien”.

A un señor le venden un búho diciéndole que es un loro. Meses después se encuentran el comprador y el vendedor y éste le pregunta:
-¿Ya aprendió a hablar el loro?
-Todavía no ha aprendido ¡pero viera como pone atención!

Un amigo le dice al otro:
Ayer mi mujer me dio una muestra de que las mujeres hablan poco.
-¿Cómo lo hizo?
- ¡Me lo estuvo explicando durante 5 horas!

Un tacaño entra a una barbería y pregunta:
-¿Cuánto cuesta el corte de cabello?
-Cuatro pesos.
-¿Y la rasurada?
-Dos pesos.
-Entonces... ¡rasúreme la cabeza!

Dos amigos que compartían un cuarto estaban enojados y no se hablaban. Cierta noche uno de ellos llegó tarde y necesitaba levantarse temprano. Siempre le pedía el favor a su amigo que lo despertara y por eso, le dejo una nota que decía:
-“Por favor, Juan despiértame a las 5 de la mañana”.
Al otro día se despertó y miró el reloj: eran las diez y media. Se levantó y sobre la mesita encontró una nota de su amigo que decía:
-“Despiértate, José. Ya son las cinco de la mañana”.

Le dice una amiga a la otra:
-rompí mi compromiso con Eduardo.
-¿Por qué?
-Tenía muchos defectos.
-Y aquel anillo de brillantes que te regaló, ¿se lo devolviste?
-No, el anillo no tenía defectos.

Le dice un señor al vendedor:
-Cuando me vendió usted estos calcetines me dijo que me durarían toda la vida, pero apenas los he llevado quince días y ya están rotos.
-Es que cuando le aseguré que los calcetines le durarían toda la vida, parecía usted tan enfermo...

Le dice el señor a la esposa:
-María... he comprado un cerdo-.
-¿Pero dónde lo vamos a meter y sobre todo en las noches? No hay lugar para ese animal.-
-Ah! Lo meteremos debajo de la cama.-
-pero Juan. ¿Y el mal olor?-
-Ya se acostumbrará el pobre.-

Le dice el dueño del hotel a un tipo que llega en busca de habitación:
-Tome las llaves,  pero le advierto que no sale de aquí si no me paga la pensión.-
-El tipo contesta, -un millón de gracias, señor. Al fin voy a tener un hogar para siempre.

Se encuentran dos amigos y uno le dice al otro:
-No se que hacer con mi bisabuelo, se come las uñas todo el tiempo.
-Al mío le pasa igual y le quité la maña en un momento.
-¿Cómo? ¿le amarraste las manos?
-No le escondí los dientes

- iQue vienen los indios!
- ¿Qué son amigos o enemigos?
- Deben de ser amigos, porque vienen todos juntos.

Está una niña haciendo los deberes y le pregunta a su padre:
- Papá, ¿cómo se escribe campana?
- Campana se escribe ¡cómo suena!
- Entonces, ¿qué escribo «talán talán»?

Dos amigos se encuentran y uno de ellos ha engordado mucho:
- Oye, ¿pero no me dijiste que te ibas a poner en forma?
- Sí, en forma esférica.

Dos amigos hablan de caza mayor:
- ¡Qué emocionante debe ser disparar a un tigre y ver que cae muerto!
- Sí,... pero más emocionante debe ser disparar a un tigre y ver que no cae muerto.

Dos amigos se encuentran por la calle y le dice uno al otro:
- ¿Puedo confiarte un secreto?
- Por supuesto, somos amigos.
- Necesito 6.000 dólares.
- Tranquilo, como si no me hubieses dicho nada. 

Le dice Paco a su amigo Pepe que es muy tartamudo:
- ¿Por qué no vas a una escuela de tartamudos?
- ¿Y para qué?,...
¡si tartamudeo muy bien!

- Mi padre cuando trabaja deja a todos con la boca abierta.
- ¿A qué se dedica?
- Es dentista

Dos caníbales pasean por la selva:
- ¿Qué tal te cayó mi hermano?
- Le faltaba sal.

- Métase en la trinchera, Soldado.
- No cabo, mi Cabo.
- ¡No se dice cabo, se dice quepo!
- No cabo, mi quepo.

- ¿Qué le dice un cero a otro cero?
- ¡No somos nada! 

- ¿Qué le dice el 1 al 10? 
- Para ser como yo, debes ser sincero.


Google
Web Busca en nuestra página
 

 

Humor Sano

                     Sección 47

  Te presentamos en esta sección  varios chistes que a nuestro juicio son sanos y que te harán pasar un momento agradable.

  Muchos son lo que han encontrado el relajamiento que buscaban a través del buen humor.

  Siempre es saludable reírse, a veces, incluso, de los temas más serios. La Real Academia Española define la palabra chiste como "dicho u ocurrencia aguda y graciosa" y también como "dicho o historieta muy breve que contiene un juego verbal o conceptual capaz de mover a risa."

  El gran  pensador Scribner escribió: "No se puede rechazar la risa, cuando llega,  se sienta en tu sillón favorito y se queda ahí todo el tiempo que quiera."

                     Nota

Si tienes un chiste sano, envíalo a través del correo electrónico y con gusto lo publicaremos.

Ningún chiste que haga alusión de una manera  irreverente de la Persona de nuestro Dios será aceptado.

                      Envía esta página

  Envía esta página a tus amistades.

Nombre:
Email:
Tu Nombre:
Tu Email:

                                   ::  Portada   ::      ::   Anterior   ::      ::   Subir    ::      ::   Siguiente    ::

                                                              Copyright © Unidos en Cristo. All rights reserved. - Contáctenos si desea usar algún material de nuestro sitio web