Págs.

Chistes Varios

El Creador y su creación.

Un día después de haber creado a los animales, el Señor llamó al burro y le dijo: Tú, burro te llamarás y cargarás carga en tu lomo todos los días y 50 años serán los días de tu vida. Y dijo el burro, ¡Oh no Señor!, para vivir esa vida de burro esta duro 50 años es demasiado sólo dame 20 años, y dijo Dios, está bien.
Luego llamó al perro y le dijo: tú te llamarás perro, y cuidarás la casa de los hombres y te alimentarás de los huesos que te den después de que ellos coman, y 30 años serán los días de tu vida.
Dijo el perro: ¡Oh no! 30 años con esa vida de perro, no Señor, dame sólo 15 años, y dijo Dios, está bien.
Luego llamó al mono y le dijo: tú te llamarás mono y andarás brincando de rama en rama, y 30 años serán los días de tu vida.
Y dijo el mono: si el perro renunció yo también renunció Señor, dame nada más 15 años, y dijo Dios está bien.
La creación del hombre en perfección.
Dios llamó al hombre y le dijo: Yo soy tu Creador y te he creado a imagen y semejanza mía, señorearás en los pe
ces del mar, en la aves de los cielos y en todas las bestias del campo, y te daré 20 años de vida.
Y el hombre dijo: ¡Oh no Señor! ésta vida está maravillosa y 20 años son muy pocos para mí, dame los 30 años que dejó el burro, los 15 que dejó el perro, y los 15 que dejo el mono.
y dijo Dios: está bien.
Desde entonces, el hombre vive 20 años de felicidad como hombre y luego se casa y comienza a vivir los 30 años del burro, trabajando duramente de sol a sol para criar su familia hasta que se casan los hijos e hijas, y cuando se queda sólo, comienza a vivir los 15 años de vida del perro, esperando jubilarse, para así comenzar a vivir la vida de mono, brincando de casa en casa, pegando sus brinquitos para hacer reír a los nietos, hasta que muere.

E
nviado por Manuel López.

De doctores

Un señor llega al doctor con su bebé en brazos.
Doctor, doctor, mi hijo tiene 6 meses y no abre los ojos.
El doctor le hace un chequeo al bebé y le dice al padre:
Señor, el que debe abrir los ojos es usted, este bebé es chino.

Había una vez una señora que está dando a luz 2 gemelas, cuando la primera niña salió el doctor le dio 2 nalgadas para saber si estaba viva, después pasó mucho tiempo para que la segunda niña saliera, el doctor no sabía qué hacer, cuando de pronto la segunda niña asoma la cabeza y pregunta:
¿Ya se fue el doctor que da las nalgadas?

Chico listo

Una vez la mamá de Luis había tenido gemelos por lo cual su papá le dice:
Dile a la maestra que no vas a ir esta semana a la escuela.
Sí papá, contestó Luis.
Cuando regresó Luis de la escuela, el papá le preguntó:
¿Qué te dijo la maestra?
Que muchas felicidades por el bebé.
Por lo que el papá le dice muy enojado:
¡Que no le dijiste que eran dos!
No, guardé el otro para la otra semana.

En el hospital

En la sala de maternidad el jubiloso padre tomaba fotos de su bebé recién nacido. Le pregunta la enfermera:
¿Su primer hijo, señor?
No, ya tengo cinco, ¡Mi primera cámara!

Por teléfono

El señor de la casa llama por teléfono y contesta la empleada:
¿Ha llamado algún imbécil, María?
No, usted es el primero, señor.

Ring, ring, suena el teléfono a las cuatro de la mañana, al descolgar se oye una voz que pregunta:
Aló, aló, ¿La familia Silva?
Una voz dormilona contesta:
¡No tarado, la familia duerme!

Ring Ring
Hola, carnicería, ¿qué se le ofrece?
¿Tiene patas de puerco?
Sí.
Pues, láveselas.

Llama Adán por teléfono a Eva, Eva contesta y le dice:
Bueno, ¿quién habla?
Adán un poco enojado le contesta:
¡¡Como que quien habla!!...¿Quién más te va a hablar?

Ring...
¿Es el 347-86756?
¡No, es el 657-68743!
Perdone, es que soy zurdo.

Era una vez un hombre que estaba llamando a casa de su novia y le contestan, y él pregunta:
¿Es este el 258-3170?
No, este es el 000-0001.
¡Caramba, casi lo dejan sin teléfono!

Aló, aló, ¿con el manicomio?
No, aquí no hay teléfono.

Tacaños

Había una vez un tipo tan tacaño, que estaba soñando que se estaba tomando un café y se despertó para no pagarlo.

Había un señor tan tacaño que veía la misa por televisión, y cuando venían las limosnas cambiaba el canal.

Entra el señor tacañoli a una clínica de emergencia, entonces el médico al ver que no podía respirar dice:
¡Rápido la mascarilla!
Y entonces se escucha la voz del paciente:
¡No, la más baratilla!

Había una vez un tipo tan tacaño, pero tan tacaño, que un día iba con su novia paseando y pasa por frente de un restaurante, y su novia dice:
¡Mummmmm que rico olor!
Y el novio le dice:
¿Quieres pasar de nuevo?

Este era un amigo al que no le gustaba gastar dinero, va al aeropuerto a que el piloto le dé un paseo y le pregunta que cuánto le va a cobrar por llevarlo a él y a su esposa a dar una vuelta. El piloto le dice que 50,000 pesos.
Pero, ¿Cómo? ¡Es mucho dinero! Y el piloto le ve y le dice:
Bueno entonces, vamos hacer un trato, yo le doy una vuelta por toda la ciudad, si usted no grita arriba, no me paga.
Okay, ya nos estamos entendiendo.
Y así arranca el avión y se sube el señor y su esposa, y el piloto que era acróbata empieza a dar vueltas y vueltas, hasta que aterriza.
Y le dice al señor:
Bueno, ni modo perdí, usted no gritó.
Pues, si no grité ni cuando se cayó mi señora.

Le pregunta el papá a su hijo:
Oígame hijo, ¿Por qué viene tan sudado?
Para ahorrarme unos pesos, me vine corriendo detrás del autobús.
Hombre hijo, no sea bruto, vengase corriendo detrás de un taxi, y así se ahorra más.

Un hombre fue a una barbería y le preguntó al dueño:
¿Cuánto cuesta la rasurada?
El barbero contesta:
Cuesta dos pesos, y el corte de pelo, cinco pesos.
Y el hombre responde:
Entonces, rasúreme la cabeza.

Entra el empleado a la oficina de su jefe, y con un aspecto temeroso le dice:
Jefe, necesito hablar con usted.
Pasa hombre, ¿Qué te ocurre?
Usted sabe que llevo más de 10 años en su empresa y nunca he tenido un aumento de sueldo, es hora que me aumente los 300 dólares mensuales que gano desde que me contrató.
Y dime, ¿Cuánto quieres ganar?
Bueno, hice algunos cálculos y considerando el tiempo transcurrido, y el trabajo técnico que desarrollo creo que me correspondería ganar 1.500 dólares por lo menos.
Mira, te voy a pagar 5.000 dólares mensuales, un vehículo a tu cargo, vacaciones pagadas al lugar que tú elijas, y te asignaré una secretaria para que te ayude en tus labores diarias, ¿Qué dices?
¿Jefe -me está bromeando?
¡Sí, pero tú empezaste!

En la oficina

El jefe ordena a su secretaria escribir una nota, citando a reunión con todo el personal, para el próximo viernes. La secretaria no muy experta en ortografía, pregunta a su jefe:
¿Cómo se escribe viernes, con v o b?
El jefe responde:
¡Cambie la reunión para el lunes!

Ladrones

Un policía le pregunta al ladrón:
¿Usted por qué le robó el reloj a la señora?
Y el ladrón contesta:
Yo no le robé ningún reloj, ella me lo dio.
¿En qué momento ella le dio el reloj?
Y el ladrón responde:
En el momento que le mostré la pistola.

En la cárcel

Es ridículo lo que hacen conmigo decía un preso. Me metieron a la cárcel por haber robado un pan, y ahora me traen uno gratis todos los días.

Una vez una monja se dirige a una cárcel y ve a un preso sentado en el patio de descanso, y le dice:
Hijo mío, ¿por qué estas aquí?
Y el preso le contesta:
Ay madre, porque no me dejan salir.

Políticos

Este era un día en que el señor presidente paseaba por la calle, cuando escucha una voz que dice:
¡Que se muera el presidente!
Este mira desconcertado para todos lados y cuando ve un loro en la ventana de una casa decide tocar la puerta de ésta, al abrir la dueña de la vivienda, el presidente disgustado le dice que él pasará mañana y el loro no deberá decir eso.
La señora preocupada, fue a casa del sacerdote y éste canjea con ella el loro, la señora se lleva el loro del sacerdote y el sacerdote se queda con el loro de ella. Al día siguiente pasa el presidente y observa que el loro no dice nada, éste en son de burla le dice al loro:
Hoy... ¿No vas a decir que se muera el presidente?
Y el loro contesta:
¡Que Dios te oiga hijo mío, que Dios te oiga!

Estaba el presidente del país y le dice a todos sus habitantes:
Ciudadanos, les tengo una buena y mala noticia.
¿Cuál es la buena?
Que nuestras deudas con el extranjero han sido saldadas.
¿Y la mala?
Que tenemos 72 horas para abandonar el país.

El ratero le dice a la víctima:
Esto es un asalto, ¡Deme todo su dinero!
oíga, ¿Usted no sabe con quién se está metiendo?
Soy un político muy influyente.
En ese caso, ¡Devuélvame todo mi dinero!

Hillary Clinton después de fallecer fue al cielo y se encontró con San Pedro, y muy curiosa viendo los relojes en la pared le preguntó:
¿Para qué son todos esos relojes, Peter?
Y él le contestó:
Pues veras, cada uno de ellos es una persona que vivió en la tierra y cada vuelta de las manecillas son las mentiras que pronunció en su vida, por ejemplo:
¿Ves ese de allá?
Sí, contesta ella.
Pues, ese le perteneció a Abrahan Lincoln y sólo dio una vuelta, eso quiere decir que pronunció una mentira en su vida.
¿Y aquel que esta allá? ¿De quién es?, pregunta Hillary.
Y San Pedro le contesta:
Ese fue de Teresa de Calcuta y nunca dio una sola vuelta.
Entonces, muy entusiasmada Hillary pregunta:
Y por casualidad, ¿No has visto el de mi esposo, Bill Clinton?
Sí, contesta San Pedro, ese lo tienen las 11,000 vírgenes y lo usan como abanico.

Religiosos

En la iglesia dos compadres van a confesarse. Al llegar al confesorio ven que hay dos filas, una está extremadamente larga y en la otra hay dos personas. Así que le preguntan a una de las señoras que está formada:
Disculpe señora, ¿por qué en la otra fila no hay casi nadie y esta está tan retacada de gente?
Es que el padre de aquí está sordo.

Un día, el diablo estaba llorando en el infierno, entonces llega uno de sus demonios y le pregunta que por qué lloraba. Entonces el diablo le dice:
¡Lo que pasa es que los cristianos siempre me echan la culpa de todo!


Google
Web Busca en nuestra página
 

 

Humor Sano

                     Sección 7

  Te presentamos en esta sección  varios chistes que a nuestro juicio son sanos y que te harán pasar un momento agradable.

  Muchos son lo que han encontrado el relajamiento que buscaban a través del buen humor.

  Siempre es saludable reírse, a veces, incluso, de los temas más serios. La Real Academia Española define la palabra chiste como "dicho u ocurrencia aguda y graciosa" y también como "dicho o historieta muy breve que contiene un juego verbal o conceptual capaz de mover a risa."

  El gran  pensador Scribner escribió: "No se puede rechazar la risa, cuando llega,  se sienta en tu sillón favorito y se queda ahí todo el tiempo que quiera."

                     Nota

Si tienes un chiste sano, envíalo a través del correo electrónico y con gusto lo publicaremos.

Ningún chiste que haga alusión de una manera  irreverente de la Persona de nuestro Dios será aceptado.  

                      Envía esta página

  Envía esta página a tus amistades.

Nombre:
Email:
Tu Nombre:
Tu Email:

::  Portada   ::      ::   Anterior   ::      ::   Subir    ::      ::   Siguiente    ::

                                                      Copyright   Unidos en Cristo. All rights reserved. - Diseño y mantenimiento: Pr. Luis A. Benítez