Págs.

Chistes varios

 

Mientras huye por el desierto afgano, un sediento talibán se topa con un hombre que vende corbatas.

- ¿Tiene usted agua? - le pregunta.

- No, ¿pero le gustaría una corbata por 50 dólares?

- ¡Idiota! - exclama el rebelde -. No necesito una corbata cara. Debería matarlo, pero antes necesito agua.

- No me importa si no quiere comprar corbatas o si me detesta. Le voy a demostrar que soy un hombre superior. Siga caminando por esa colina unos seis kilómetros y encontrará un precioso restaurante. Allí tienen toda el agua helada que quiera.

Refunfuñando, el talibán comienza a subir con dificultad la colina. Varias horas después, regresa haciendo eses al puesto de corbatas, a punto de desfallecer.

- ¡El infeliz de tu hermano no me dejó entrar al restaurante sin corbata!

El futuro suegro le pregunta al novio de su hija:

- ¿Es usted capaz de mantener a una familia?

Sorprendido, el joven responde:

- La verdad, no. Pienso mantener solo a su hija. El resto tendréis que arreglárosla como podáis.

Tratando de consolar a una anciana cuyo esposo acaba de morir en un accidente, una trabajadora social le pregunta con el mayor tacto posible sobre el terrible suceso.

- Fue algo totalmente inesperado - dice la viuda -. Tom me dijo que iba al huerto a recoger una col que había sembrado, para comerla en la cena. Poco después un policía llamó a la puerta y me dijo que un camión había arrollado a mi esposo mientras cruzaba la carretera, y que había muerto al instante.

- ¡Qué tragedia! - exclama la trabajadora social -. Y usted, ¿qué hizo?

- ¿Y qué podía hacer? - contesta la anciana, resignada -. Tuve que buscar una lata de guisantes en la despensa para acompañar la col.

El planetario Hayden, de la Ciudad de Nueva York, sabe controlar muy bien a las multitudes. Hay un letrero que dice: "Favor de apagar móviles, cámaras digitales y niños pequeños."

En una ocasión, el encargado de la tienda de abarrotes donde trabajo vio a un cliente que revisaba su lista de compras con un gesto de confusión. Al acercarse a él, alcanzó a leer las siguientes palabras escritas en mayúsculas al final de la hoja: "YA TERMINASTE DE HACER LAS COMPRAS. ¡REGRESA A LA CASA INMEDIATAMENTE!"

Un día, cuando mis dos hijas tenían ocho y cinco años de edad, la más pequeña me preguntó:

- Oye, mamá, cuando yo tenga siete años, ¿cuántos va a tener mi hermana?

- Diez años, cariño - le respondí sonriendo.

- Y cuando yo cumpla diez años, ¿cuántos va a tener mi hermana?

- Trece, querida.

- ¡Ay, mamá! - exclamó, confundida. - Entonces, ¿cuándo voy a ser la hermana mayor?

Nota enviada por el colegio a la madre de una niña: "Señora Álvarez, queremos informarle que a Lucía le gusta mucho dibujar y tiene facilidad para hacerlo. Solamente le pedimos que hable con ella para que deje de hacerlo en la pared."

A un joven adogado lo envían del despacho a un país muy lejano para representar a un cliente acusado de cometer fraude mientras vacacionaba por allá. El abogado consigue que exoneren al cliente, y de inmediato le envía este mensaje de texto por móvil a su jefe: "Triunfó la justicia". Minutos después, recibe la respuesta: "¡Apela de inmediato!"

Un hombre va a ver al médico y le dice:

- Doctor, llevo dos semanas sin poder dormir porque veo ratones jugando fútbol.

- No se preocupe, lo que usted tiene es insomnio. Tome estas pastillas y podrá dormir como un bebé.

- Gracias, doctor, pero las tomaré a partir de mañana. ¡Hoy en la noche juegan la final!

El capitán de un barco que se está hundiendo grita desesperadamente:

- ¿Hay alguien a bordo que sepa orar con devoción?

- Sí, yo - responde un pasajero.

El capitán añade:

- Perfecto, ¡porque nos hace falta un chaleco salvavidas!

 

P. ¿Puedes nombrar tres días consecutivos sin usar las palabras miércoles, viernes o domingo?

R. Por supuesto: ¡ayer, hoy y mañana!

 

Hace poco, un amigo y yo estábamos en un bar, y él empezó a quejarse en voz alta sobre su novia.

- Las mujeres siempre toman las cosas como algo personal - dijo.

Tres mujeres distintas que estaban sentadas cerca de nosotros, giraron la cabeza de inmediato y exclamaron al unísono:

- ¡No es cierto!

En una ocasión, cuando era profesora auxiliar de un grupo de tercero, vimos una película sobre seguridad en los autobuses. Para saber si los niños habían entendido, una profesora les preguntó:

- Cuando vamos todos en el autobús, ¿por qué se sienta la señora Johnson delante, la señorita Martin en medio, y yo detrás?

Un niño levantó rápidamente la mano y exclamó:

- ¡Para equilibrar el autobús!

En el tribunal, un hombre acusado de haber robado una cara joya del escaparate de una tienda, alega:

—Su Señoría, el único culpable es el dueño de la tienda. La joya tenía una etiqueta que decía: “Aproveche esta oportunidad”.

 

Cuando se perdió nuestro perro, llenamos todo el barrio de carteles con su foto, hasta que por fin apareció. Tiempo después, mi hijo Javier, de 14 años, se fue a una fiesta, y como tardaba en volver le llamé a su teléfono móvil, pero no contestaba. Viendo mi angustia, mi hijo Pablo, de cinco años, dijo:

- No te preocupes, mami, si mi hermano no aparece hacemos carteles y los pegamos en el barrio.

Su ocurrencia me hizo reír, pero luego añadio:

- Carteles que digan "Se alquila habitación".

 

Google
Web Busca en nuestra página

 

 

Humor Sano

                     Sección 69

  Te presentamos en esta sección  varios chistes que a nuestro juicio son sanos y que te harán pasar un momento agradable.

  Muchos son lo que han encontrado el relajamiento que buscaban a través del buen humor.

  Siempre es saludable reírse, a veces, incluso, de los temas más serios. La Real Academia Española define la palabra chiste como "dicho u ocurrencia aguda y graciosa" y también como "dicho o historieta muy breve que contiene un juego verbal o conceptual capaz de mover a risa."

  El gran  pensador Scribner escribió: "No se puede rechazar la risa, cuando llega,  se sienta en tu sillón favorito y se queda ahí todo el tiempo que quiera."

                     Nota

Si tienes un chiste sano, envíalo a través del correo electrónico y con gusto lo publicaremos.

Ningún chiste que haga alusión de una manera  irreverente de la Persona de nuestro Dios será aceptado.

                                     ::  Portada   ::      Anterior   :: ::   Subir    ::      ::   Siguiente    ::

                                                                Copyright © Unidos en Cristo. All rights reserved. - Contáctenos si desea usar algún material de nuestro sitio web