Págs.

Chistes varios

Gelatina

Una niña le pregunto a su madre:

- Mami, ¿hay gelatina?

- No, hija, sólo hay "y" griega e "i" latina.

¡Nada que decir!

Después de casarme  con un ecuatoriano, me fui a vivir lejo de mi país. Mi madre, que vivía en Europa, estaba ansiosa por recibir noticias de sus dos nietas. Un día, cuál no sería su sorpresa al recibir un mensaje electrónico de mi hija pequeña, entonces de siete años, que decía:

"Querida abuela, solamente te escribo para decirte que no tengo nada que decir. Te quiero mucho. Tu nieta".

Nueve años

La madre de Jaimito le pregunta a su hijo:
- ¿Por qué no quieres ir a la peluquería?
- Porque en la entrada dice: "Le quitamos 10 años de encima".
- ¿Y qué? - responde su madre.

- ¡Es que yo sólo tengo nueve!

Decaído

Un fin de semana, cuando mi primo tenía seis años, se quedó a dormir en casa de mi familia y al llegar mi tía a recogerlo, le preguntó cómo había amanecido.
- Decaído, mami - contestó el niño.
Mi tía, orgullosa porque había utilizado una palabra nueva, le preguntó:
- ¿Por qué decaído, hijo?
- Es que me caí de la cama y por eso me desperté - contestó mi sobrino.

 

Microondas

Somos afortunados de que nuestros nietos vivan cerca y nos visiten a menudo. Cuando viene Morgan, mi nieta de siete años le encanta mirarme mientras cocino.
- Abuela - me preguntó un día -, ¿dónde aprendiste a cocinar?
Le dije que me había enseñado mi madre, y que yo le había enseñado a mi hija, y que algún día su madre le transmitiría los conocimientos a ella.
Tras un breve silencio, la niña dijo:
- No creo que eso suceda. Mi madre mete todo en el microondas.

 

Examen de Historia

En una ocasión, cuando mi hija estaba en tercero de primaria, tenía que estudiar para un examen de historia. Ella me dijo que ya se lo sabía, pero yo tenía dudas, así que cogí el libro y le hice una pregunta:
- ¿Por qué en la ciudad de Querétaro hay tantas iglesias?
La respuesta era: porque Querétaro fue la cuna de la evangelización en aquella época, y de ahí partían los religiosos hacia los municipios para evangelizar a los indígenas. Después de un largo silencio, la niña contestó tímidamente:
- Porque en una sola iglesia no cabe tanta gente.

 

Ropa interior

Cuando mi hijo iba a preescolar, se fue de campamento con el colegio y no paraba de preguntar a las profesoras cuándo iban a jugar a la ropa interior. Una de ellas, intrigada, le preguntó de qué se trataba. El niño contestó:

- En la hoja que le mandaron a mis padres decía: "Cinco juegos de ropa interior".

 

Cabeza calva

Un hombre calvo se mira al espejo y le dice a su hijo:

—¿No es maravilloso?

—¿Qué, papá?

—¡A mi edad y sin canas!

 

Fotografía de fin de curso escolar

Todos los niños habían salido en la fotografía de fin de curso escolar, y la profesora estaba tratando de persuadirlos para que cada uno comprara una copia de la fotografía del grupo:

—Imaginad, qué bonito será cuando seáis mayores y digáis: “Allí está Catalina, es abogada”, “Ése es Miguel, ahora es médico”.

En ese momento se oyó una vocecita desde detrás del aula que dijo:

—Y allí está la profesora...¡que ya se murió!

 

Palabras del vocabulario

A pesar de que las palabras del vocabulario que están aprendiendo mis alumnos de segundo son parecidas, tienen significados muy distintos, como ilustra esta frase que escribió uno de los niños: “Cuando las personas se casan más de una vez se llama poligamia. Pero cuando se casan sólo una vez se llama monotonía”.

 

Par de aros

A mi hijo, entonces de seis años, una vez le llamó la atención un joven que vestía de manera estrafalaria y llevaba un gran aro en cada oreja. Al salir de la tienda donde lo vimos, el niño comentó:
— ¿Os habéis fijado qué feo iba ese chico?
Mi mujer le contestó de inmediato:
— Sí, hijo, sobre todo por ese par de aros.
— Exactamente — asintió mi hijo —. Por eso, cuando yo sea mayor sólo voy a llevar uno.

 

Siempre quise saberlo

P. ¿Puedes nombrar tres días consecutivos sin usar las palabras miércoles, viernes o domingo?

R. Por supuesto: ¡ayer, hoy y mañana!

 

Algo personal

Hace poco, un amigo y yo estábamos en un bar, y él empezó a quejarse en voz alta sobre su novia.

- Las mujeres siempre toman las cosas como algo personal - dijo.

Tres mujeres distintas que estaban sentadas cerca de nosotros, giraron la cabeza de inmediato y exclamaron al unísono:

- ¡No es cierto!

Seguridad en los autobuses

En una ocasión, cuando era profesora auxiliar de un grupo de tercero, vimos una película sobre seguridad en los autobuses. Para saber si los niños habían entendido, una profesora les preguntó:

- Cuando vamos todos en el autobús, ¿por qué se sienta la señora Johnson delante, la señorita Martín en medio, y yo detrás?

Un niño levantó rápidamente la mano y exclamó:

- ¡Para equilibrar el autobús!

Carteles

Cuando se perdió nuestro perro, llenamos todo el barrio de carteles con su foto, hasta que por fin apareció. Tiempo después, mi hijo Javier, de 14 años, se fue a una fiesta, y como tardaba en volver le llamé a su teléfono móvil, pero no contestaba. Viendo mi angustia, mi hijo Pablo, de cinco años, dijo:

- No te preocupes, mami, si mi hermano no aparece hacemos carteles y los pegamos en el barrio.

Su ocurrencia me hizo reír, pero luego añadió:

- Carteles que digan "Se alquilla habitación".

Mi madre habla demasiado

Una vez, en la clínica donde trabajo, estaba hablando con un compañero cuando pasó por allí una empleada que tenía fama de hablar demasiado. No dejé pasar la oportunidad de comentarle a mi colega lo molesta que me resultaba la presencia de esa mujer.

- Imagínate, pobre de mí - dijo.

- ¿Por qué? - le pregunté.

- Porque es mi madre - contestó sonriendo.

 

Google
Web Busca en nuestra página

 

 

Humor Sano

                     Sección 67

  Te presentamos en esta sección  varios chistes que a nuestro juicio son sanos y que te harán pasar un momento agradable.

  Muchos son lo que han encontrado el relajamiento que buscaban a través del buen humor.

  Siempre es saludable reírse, a veces, incluso, de los temas más serios. La Real Academia Española define la palabra chiste como "dicho u ocurrencia aguda y graciosa" y también como "dicho o historieta muy breve que contiene un juego verbal o conceptual capaz de mover a risa."

  El gran  pensador Scribner escribió: "No se puede rechazar la risa, cuando llega,  se sienta en tu sillón favorito y se queda ahí todo el tiempo que quiera."

                     Nota

Si tienes un chiste sano, envíalo a través del correo electrónico y con gusto lo publicaremos.

Ningún chiste que haga alusión de una manera  irreverente de la Persona de nuestro Dios será aceptado.

                                     ::  Portada   ::      Anterior   :: ::   Subir    ::      ::   Siguiente    ::

                                                                Copyright © Unidos en Cristo. All rights reserved. - Contáctenos si desea usar algún material de nuestro sitio web