Págs.

 

Chistes Varios

Dos policías novatos se encuentran tres granadas de mano en la calle y deciden llevarlas a la comisaría. - ¿Y si nos estalla una?, pregunta el más joven. - No te preocupes- lo tranquiliza el otro, -diremos que sólo había dos.

Un marinero, algo ignorante, que llevaba años en alta mar vuelve a su hogar y descubre sorprendido que tiene un hijo negro. Debido a que era totalmente blanco le pregunta a su esposa: - Pero... ¿cómo es posible que tengamos un hijo negro si yo soy blanco y tú también? -Verás, como no tenía leche, tuve que buscarme un ama de crianza para que amamantara al niño, y como ella era negra, el niño se puso de color. El marinero, no muy convencido, decide ir a consultarlo con su madre, le cuenta la historia y la madre responde: - Claro que puede ser, fíjate por ejemplo en ti mismo, hijo..., de pequeño yo no tenía leche para darte y te di leche de vaca, y mira que lindos cuernos te están saliendo, ¡grandísimo tonto!

El estudiante, viajando en un ómnibus, había quedado impresionado por una materia que mencionaba el índice de mortalidad en el mundo. Tratando de iniciar conversación con una pasajera que viajaba a su lado, le dice: - ¿Ud. sabia que cada vez que yo abro la boca y digo una palabra, muere una persona en el mundo? Y ella, molesta, lo mira fijo y le dice: - ¿Ya probó de cepillarse los dientes?

Un hombre lleva su coche al taller y el mecánico tras examinarlo detenidamente unos minutos le comenta: - A esta batería le conviene un coche nuevo.

Entra el empleado a la oficina de su jefe, y con un aspecto temeroso le dice: - Jefe, necesito hablar con usted. - Pasa hombre, ¿Qué te ocurre? - Usted sabe que llevo más de 15 años en su empresa y nunca he tenido un aumento de sueldo, es hora que me aumente los $ 300 mensuales que gano desde que me contrató. - Y dime, ¿cuánto quieres ganar? - Bueno, hice algunos cálculos y considerando el tiempo transcurrido, y el trabajo técnico que desarrollo creo que me correspondería ganar $1.500 por lo menos. - Mira, te voy a pagar $ 5.000 mensuales, un vehículo a tu cargo, vacaciones pagadas al lugar que tú elijas, y te asignaré una secretaria para que te ayude en tus labores diarias, ¿Qué dice? - ¿Me está Ud. tomando el pelo? - íSí, pero tú empezaste primero!

Un hombre detiene a una señora por la calle y le pregunta:- Por casualidad, ¿no vio a un policía dando vueltas por aquí? - No, no vi a ninguno -responde la mujer. - ¡Entonces déme su cartera, su reloj y su collar!....

Un agente de seguros estaba enseñando a manejar a su joven mujer cuando de pronto, al bajar por una calle con pendiente bastante pronunciada le fallaron los frenos, entonces ella le gritó angustiada: - ¡Fallan los frenos!. ¡No puedo parar el auto! ¿Qué hago? - ¡¡¡ Trata de chocar contra algo que sea barato!!!

- ¡¡¡Felicitaciones, muchacho!!! -le dice el tío al sobrino, que se va a casar el día siguiente. Tengo la seguridad de que dentro de unos años recordarás éste día, como el más feliz de tu vida. - Pero es que yo me caso mañana -responde el sobrino. - Por eso, muchacho; es precisamente lo que te quise decir.

Estaba una cuadrilla de mantenimiento de rutas en plena tarea: limpiando, tapando algún bache, etc. Llega la hora del almuerzo, y el capataz, manda tender el mantel en medio de la ruta, para almorzar. - ¿En medio de la ruta? dice uno de los obreros. ¿Y si viene un vehículo? Pongamos el mantel debajo de aquel árbol, a la sombra. - No señor; extiendan el mantel en medio de la ruta. - Contrariados, tienden el mantel en la ruta. Ya iban a empezar a comer, cuando ven un auto que viene a alta velocidad; el chofer ve a los hombres e intenta frenar pero no lo consigue, así que se desvía y se revienta contra el árbol. Y el capataz dice a los obreros: - Ya ven lo que hubiera pasado si tendíamos el mantel debajo de ese árbol.

Un hombre caminaba por la vereda, cuando desconfió de un limosnero que decía ser ciego. Para comprobar, el hombre deja caer una moneda como al descuido. Rápidamente, el ciego levanta la moneda del suelo... - ¡Ah! ¡Yo suponía bien que Ud. no es ciego! - Es verdad... yo soy "sordomudo"; estoy pidiendo en lugar del ciego, hasta que vuelva del cine.

-Una gitana:- Señora, por $ 500, le digo el futuro, soy vidente. La mujer acepta, paga y la gitana empieza:- Yo seré vidente, tú serás vidente, nosotros seremos videntes...

¿Es Ud. la viuda de Pérez? - pregunta un individuo después de llamar en la puerta. ¡No! Señor, yo soy la señora de Pérez. Bueno, espere un poquito y va a ver lo que sacan de ese furgón.

¡Mira que regalito te traje! ¡Es para el cuello! - le dice la chica a su novio hippie. ¿Es un lazo hippie? No, es una pastilla de jabón.

Se sube una mujer muy, muy, muy gorda a una balanza de esas que hablan y la balanza dice: - Súbanse de uno en uno, por favor.

- ¡Nunca deberías haberte muerto! - llora desconsoladamente un hombre sobre una tumba. Al cabo de un rato se le acerca otro: - Debe sobreponerse. Seguro que se trataba de un familiar muy querido, ¿tal vez su padre o madre? - Ni uno ni otro. ¡Es el primer marido de mi mujer!

- ¿Sabes que una señora logró tener un bebé aplicándose hormonas de mono? - Y ¿qué salió, nene o nena? - Todavía no saben, están esperando que la criatura se baje de la lámpara del sanatorio.

Pregunta el sargento: - Necesito dos voluntarios que les guste la música, que den un paso al frente. Dan un paso al frente dos soldados. - A ver, a subir al quinto piso el piano de mi general.

Un alumno de la Facultad de Derecho, rindiendo un examen oral: -¿Qué es fraude? -pregunta el profesor. - Es lo que usted pretende hacer conmigo. - ¿Cómo? ¡Explíquese! -dice el profesor, muy indignado. - Bien... -dice el alumno-: según el código pena¡ "comete fraude todo aquel que se aprovecha de la ignorancia de otro para perjudicarlo".

Era un hombre tan vago, que cuando se murió sus amigos pusieron la siguiente inscripción en su tumba: "Aquí continúa descansando..."



Google
Web Busca en nuestra página
 

 

Humor Sano

                     Sección 51

Te presentamos en esta sección  varios chistes que a nuestro juicio son sanos y que te harán pasar un momento agradable.

  Muchos son lo que han encontrado el relajamiento que buscaban a través del buen humor.

  Siempre es saludable reírse, a veces, incluso, de los temas más serios. La Real Academia Española define la palabra chiste como "dicho u ocurrencia aguda y graciosa" y también como "dicho o historieta muy breve que contiene un juego verbal o conceptual capaz de mover a risa."

  El gran  pensador Scribner escribió: "No se puede rechazar la risa, cuando llega,  se sienta en tu sillón favorito y se queda ahí todo el tiempo que quiera."

                      Nota

Si tienes un chiste sano, envíalo a través del correo electrónico y con gusto lo publicaremos.

Ningún chiste que haga alusión de una manera  irreverente de la Persona de nuestro Dios será aceptado. 

                                   ::  Portada   ::      ::   Anterior   ::      ::   Subir    ::      ::   Siguiente    ::

                                                            Copyright Unidos en Cristo. All rights reserved. - Contáctenos si desea usar algún material de nuestro sitio web