Págs. .

Chistes de Jaimito

-Jaimito, ¿qué hacía Robin Hood?

-Robarle a los ricos, señorita.

-¿Por qué?

-Porque a los pobres no podía quitarles nada.

En una fiesta va Jaimito y le dice a una niña:
- ¿Bailas?
- Sí.
- Ah, vale, pues déjame la silla.

Dice la profesora en clase:
- Todas las personas tenemos un pie más pequeño que el otro.
Y dice Jaimito:
- Yo todo lo contrario, señorita, yo lo que tengo es un pie más grande que el otro.

Le pregunta Jaimito a otro niño:
- ¿Qué tal te ha salido el examen?
- Muy mal. Lo he dejado todo en blanco. ¿Y tú?
- Yo también. A ver si se van a pensar que nos hemos copiado...

- Jaimito, ¿cómo se llama el animal que cambia de color?
- El animal que cambia de color es el semáforo, señorita

- Jaimito, no sabía que tu padre estaba en México, ¿por qué está separado de tu madre?
- Por el océano Atlántico.

- ¿Qué te pasa Jaimito?
- Que no sé escribir el número 33, señorita.
- Pero si es muy fácil, primero escribes un 3 y después otro 3.
- Sí, pero no sé cuál de los dos 3 se escribe primero.

- ¿Cómo se escribe "bala"? pregunta Jaimito
- Como suena, dice la maestra.
Y Jaimito escribió:
<<¡PUM!>>

- A ver Jaimito, hazme una frase que contenga una onomatopeya.
- Iba a cruzar la calle, de repente apareció un camión y dije yo: "¡¡Oh, no!!; ¡¡m'atopella!!"

- A ver, Jaimito, dime el presente de indicativo del verbo andar.
- Yo... ando..., tú... andas..., él... anda...
- Más deprisa, Jaimito.
- Yo corro, tú corres, él corre.

- Papá, ¿cuántos años tengo?
- Cinco años, Jaimito.
- ¿Y el gato?
- El gato tiene dos.
- Y entonces..., ¿por qué él ya tiene bigote y yo no?

- Jaimito, ¿qué puedes decir sobre la muerte de Napoleón?
- Que lo siento mucho, señorita.

- Jaimito, ¿por qué llegas tarde al colegio?
- Es que el timbre ha sonado antes de que yo entrara.

- Jaimito, a ver si te portas bien, porque me sale una cana por cada travesura que haces.
- ¡Caramba!, papá; pues tú de pequeño debías de ser muy malo, porque mira cómo está la abuela.

- Jaimito, ¿qué es un bastón?
- Un paraguas sin vestido, señorita.

- A ver, Jaimito, ¿la "m" con la "a"?
- MA.
- ¿Y si lo repetimos?
- MA-MA.
- ¿Y si le ponemos una tilde?
- MATILDE, señorita.

Dice la señorita:
- Estoy indignada, en esta clase, el 75% no sabe calcular correctamente.
A lo que contesta Jaimito:
- Pero si sólo somos 25, seño!

- Jaimito, dime dos pronombres.
- ¿Quién, yo?
- Muy bien, Jaimito.

- Jaimito, dime el principio de Arquímedes.
- La "a", señorita.

- Jaimito, ¿por qué es famoso Cristóbal Colón?
- Por su memoria, señorita.
- ¿Cómo que por su memoria, Jaimito?
- Sí, porque en su monumento dice: "A la memoria de Cristóbal Colón"

- Jaimito, ¿cómo está tu papá?
- Murió en un accidente.
- ¡Cuánto lo siento, no sabía nada!
- Sí fue muy duro... pero sé que las últimas palabras fueron para mi.
- ¿Sí?, ¿cuáles fueron?
- Jaimito, no muevas la escaleraaaaa!

Le dice Jaimito a otro niño:
- ¿Y tu abuela?
- En el cielo.
- ¿Cómo es eso?
- Se cayó por la ventana.
- ¡Pues sí que rebota!

- Jaimito, conjuga el verbo nadar.
- ¡¡ YO NADO, TÚ NADAS, ÉL NADA...!!
- Más bajito, Jaimito!
- Yo buceo, tú buceas, él bucea...

- Jaimito, ¿cuál es el
futuro del verbo bostezar?
- Dormiré.

- Jaimito, dime 5 cosas que contengan leche.
- 5 vacas, señorita.

- Carlitos, ¿qué fruta da el peral?
- Peras, señorita.
- Muy bien, ¿el platanero?
- Plátanos.
- A ver, Jaimito, el cedro, ¿da alguna fruta?
- Claro que sí, señorita, el cedro da trocino.

- Pablito, dime una palabra que tenga varias "oes".
- Goloso.
- Muy bien, ahora tú Rosita.
- Horroroso.
- Muy bien, te toca Jaimito.
- ¡¡ GOOOOOOOOOOOL !!


Google
Web Busca en nuestra página
 

 

Humor Sano

                     Sección 40

  Te presentamos en esta sección  varios chistes que a nuestro juicio son sanos y que te harán pasar un momento agradable.

  Muchos son lo que han encontrado el relajamiento que buscaban a través del buen humor.

  Siempre es saludable reírse, a veces, incluso, de los temas más serios. La Real Academia Española define la palabra chiste como "dicho u ocurrencia aguda y graciosa" y también como "dicho o historieta muy breve que contiene un juego verbal o conceptual capaz de mover a risa."

  El gran  pensador Scribner escribió: "No se puede rechazar la risa, cuando llega,  se sienta en tu sillón favorito y se queda ahí todo el tiempo que quiera."

                     Nota

Si tienes un chiste sano, envíalo a través del correo electrónico y con gusto lo publicaremos.

Ningún chiste que haga alusión de una manera  irreverente de la Persona de nuestro Dios será aceptado.

                      Envía esta página

  Envía esta página a tus amistades.

Nombre:
Email:
Tu Nombre:
Tu Email:

                                   ::  Portada   ::      ::   Anterior   ::      ::   Subir    ::      ::   Siguiente    ::

                                                                         Copyright Unidos en Cristo. All rights reserved. - Diseño y mantenimiento: Pr. Luis A. Benítez