Págs.

 

Chistes Religiosos

1- “Niños, ¿a qué le tienen miedo?” preguntó el maestro de escuela dominical, para introducir a su clase al tema.  Jaime respondió, “Yo le temo al ‘malamén.’”  El maestro, extrañado, le preguntó, “¿Qué es eso?”  Jaime lo miró y le dijo, “No estoy muy seguro, pero debe ser terrible, por que mi mamá siempre dice al final de su oración, ‘líbranos de tentación y del mal-amén.’

2- ¿Quién es el Santo más pequeño de la Biblia?  San Tito. 

3- "Un cristiano triste es un triste cristiano."   I.V., México, D.F., México

4- Un grupo llegó a una iglesia, el grupo cantó y tocó hasta la medianoche.  Toda la iglesia se fue, porque el grupo tocó demasiado.  Sólo un hermano se quedó, esperando hasta que el grupo se terminara.  Entonces, el grupo le dijo al hermano: “Gracias hermano, porque usted sí alaba a Dios.”  El hermano respondió: “No hermanos, es que a mí me toca cerrar la iglesia, y por eso me quedé.

5- Un maestro de escuela dominical preguntó a sus alumnos: "Niños, ¿Por qué hoy en día las personas no traen ofrenda de animales al templo, como se hacía en los tiempos bíblicos?"  A lo que Jaime respondió muy seguro y con voz fuerte: "Eso es muy fácil, maestro, no traen ofrenda de animales al templo porque estos no caben en los ofrenderos...."   

6- Había un cantinero que tenía un perico.  El perico les decía a todos los que entraban, “Hay botana y cerveza.”  Pasó el tiempo, y se quemó la cantina.  El perico se salvó, y se lo regalaron a un pastor de una iglesia.  Cuando entraban los creyentes a la iglesia, el perico les decía, “Hay botana y cerveza.”  El pastor lo reprendió y le preguntó porque decía eso.  El perico le respondió, “Pues, son los mismos que entraban en la cantina.”   

7- Una madre le dijo a su hijo:  “Por tercera vez te digo, ¡levántate, que llegarás tarde a la iglesia!  Te daré tres motivos para hacerlo rápidamente:  Primero, tienes las llaves de la iglesia; segundo, la Biblia nos dice que no dejemos de asistir como algunos tienen por costumbre; y tercero, ¡ERES EL PASTOR

8- (Este no es un chiste en sí, pero le da a uno a pensar.  Webmaster)
Esto sí que es real: Resulta que en una pequeña Iglesia contaron con la visita de un misionero que hablaba distintos idiomas y solía orar en alemán.  Cuando estaban en plena adoración y siendo ministrados, los hermanos comenzaron a exaltar, al igual que el misionero, quien empezó a orar como de costumbre y en voz muy alta.  Un hermano de la iglesia se paró y fuerte a todo pulmón comenzó, (según él) a interpretar la lengua.  Cuando le dieron la oportunidad al misionero de saludar y contar el motivo de su visita aclaro su forma de orar y que la interpretación, de aquella persona no tenia nada que ver con lo que él había orado.  Esto ante la mirada atónita de toda la congregación.
  S.S., Puerto Varas, Chile

9- Había una vez un pastor que estaba preocupado por la conducta de una hermana en particular.  El pastor aprovechó el sermón para predicarle algo que haga reflexionar a la hermana.  Luego de la prédica, se le acercó la hermana con el rostro alegre y lleno de admiración, y lo felicitó, diciéndole: “Pastor, que buen mensaje ha dado usted.  Era justo lo que necesitaban mis hermanas.”   

10- ¿Cuál fue el apóstol peluquero?  Pablo, porque apeló al César

11- Un predicador americano fue a un pueblo de México. Después del servicio, lo invitaron a comer. Cuando se encontraba en la mesa, le sirvieron su platillo.  Cuando comenzaban a comer, el hermano americano comenzó a cambiar de color, pues la comida tenia demasiado picante.  A lo que él manifestó en su pobre expresión de la lengua, "¡Fuego!  ¡Fuego!  ¡Fuego!"  Al momento, uno de los hermanos corrió a poner las manos sobre el americano, exclamando a gran voz: "¡Recibe, hermano!  ¡Recibe!"   

12- Un nuevo policía andaba buscando a quien multar por primera vez.  Al ver un cura que venia en una moto, de inmediato lo mandó estacionar para hacerle la vida difícil.  El policía le dijo al cura: “Muéstreme su licencia y registración,” pero todo estaba en orden.  A lo que dijo el policía, “Encienda las luces y haga las señales.”  Otra vez, todo estaba bien.  Al ver que nada podía hacer en contra del cura, le dijo: “OK.  Se puede ir, pero tenga mucho cuidado.”  A esto el cura le respondió: “No se preocupe, yo voy con los santos y la Virgen.”  El policía le dijo: “¡Aja, más de  uno en una moto!” y le puso la multa.  

13- El pastor le dijo a la congregación, "Hermanos míos, hoy les traigo dos noticias - una buena y otra mala.  La buena noticia es que vamos a remodelar y ampliar la iglesia," a lo que los hermanos aplaudieron muy alegres.  "Y la noticia mala," dijo el pastor, "Es que el dinero para la remodelación lo tienen ustedes en sus bolsillos."  

14- ¿Cuál era el rey que siempre estaba enfermo en el Antiguo Testamento?  El Rey Asuero, porque siempre estaba a suero.   

15- ¿Cómo se llama el pez que se tragó a Jonás?  Se llama "Pum," porque el corito dice: "Y 'Pum' se lo tragó, porque no le hizo caso a la palabra de Dios."    E.A., Sabana Grande, Puerto Rico

16- Un nuevo creyente fue de visita a otra congregación como de mil miembros.  Cuando el pastor lo vio en traje, pensó que era un ministro y le dio una oportunidad para que saludara a los hermanos.  Al ser neófito, comenzó a darle la mano a los hermanos uno por uno.   

17- Un avión estaba a punto de estrellarse.  El piloto pregunta si había un cristiano a bordo.  Alguien dijo, “Yo soy.”  El piloto, sabiendo que iba a morir, dijo al cristiano, “Haz algo de lo que hacen en la iglesia.”  Él dijo, “OK, voy a recoger la ofrenda.”  

18- Un barco se encontraba al punto de naufragar, y la tripulación se daba prisa para rescatar a todos los que se encontraban en el barco.  Entonces, le tocó el turno a un fervoroso cristiano.  El marinero le gritó, “¡Vamos, hombre! ¡Ven a la lancha salvavidas!”  Y el cristiano le contestó, “¡No, el Señor me va a salvar!”  Y la lancha se fue.  Después, salió otra lancha, y le volvieron a gritar al hombre cristiano, “¡Ven, salva tu vida!”  Y el cristiano volvió a contestar, “¡No, el Señor me salvará!”  Y así pasó sucesivamente, hasta que salieron las seis lanchas salvavidas, y el fiel cristiano se ahogó.  Al llegar a la presencia de Dios, decepcionado, le reclamó, “¿Señor, por qué no me salvaste?”  Y el Señor contestó, “YO TE MANDÉ SEIS LANCHAS.”  

19- ¿Cuál era el músico más desafinado de la Biblia?  Labán, porque Jacob le pidió la menor y le dio la mayor.  

20- Era un pastor que estaba muy enfermo y al punto de irse a su morada celestial.  De repente uno de sus hijos se acercó a él y le preguntó, “Papá, ¿un último deseo?”  Él pastor le dijo, “Sí, hijo, ve a la cocina y tráeme de ese pastel que tu mamá está horneando, que huele muy bien y es mi favorito.”  Después de una hora, el hijo regresó y el pastor le preguntó, “¿Qué pasó con el pedazo de pastel que te pedí como último deseo, hijo mío?”  El hijo le contestó, “Papá, tú ya conoces a Mamá; ya sabes lo estricta que es, y ella dice que el pastel es para después del funeral

21- A una congregación llegaron a predicar unos hombres muy elocuentes para hablar.  Al estar predicando, la mayoría de los hermanos estaban muy contentos y decían: “Hasta que nos mandaron un buen predicador que predique a nuestra altura.”  Pero había allí también una ancianita que solamente estaba muy callada, escuchando y no glorificaba a Dios.  Al terminar la prédica, el predicador le pregunta a la ancianita: “Hermanita, ¿por qué estuvo usted tan callada durante el sermón?”  A lo que la ancianita le contesta: “Pues mira, mi hijito, no te entendí nada.  Para la próxima vez que tu vengas a predicar, en vez de traer mi Biblia me traigo mi diccionario

22- Había un pastorcito muy anciano que ya no podía ver, y sus hijos le regalaron una rasuradora eléctrica para que trabajara con sus ovejitas y les pudiera quitar la lana.  Al estar el pastorcito trabajando, quitando la lana a las ovejitas, pasa por allí un cerdito (cochinito) y dice el cerdito: “¿Qué estarán dando allí?  ¿Por qué habrá tanta ovejita formada?  Voy a ir a la fila, a ver que me dan.”  Como el pastorcito no miraba, el tomó aquel cerdito en sus manos y empezó a rasurarlo, y el cerdito a gritar y gritar.  Al terminar el pastorcito de rasurar al cerdito, con sus manos toca el suelo para tomar la lana y no encuentra nada.  El pobrecito pastorcito dijo: “¡Qué raro! Esta ovejita es la que más gritó, y la que menos lana me dio.  Así hay ovejitas en la iglesia.”  (Las que más gritan son las que no dan nada para la obra de Dios.)  

23- Adán les estaba poniendo nombres a los animales.  Los tenía por fila, y les decía, “Tú te llamarás oveja.”  Al siguiente le dijo, “Tú te llamarás perro,” y así sucesivamente.  En eso, pasa el burro, y le dice, “Tú te llamarás burro.”  En seguida viene la jirafa.  “Tú te llamarás jirafa,” le dice, y así sigue mencionando los nombres a los diferentes animales.  Pero, el burro se regresa y le pregunta, “¿Cómo dijiste que me llamo, Papá Adán?”  “Te llamas burro,” contestó Adán, y siguió dando nombres a los animales que seguían.  Ya estaba por terminar, cuando de nuevo llega el burro y le pregunta de nuevo, “¿Cómo dijiste que me llamo, Papá Adán?”  “Te llamas burro, tonto,” y le contesta el burro, “¡Oh, así está mejor.  Ya con apellido no se me va a olvidar.” 

24- Un pastor le pregunta a uno de sus miembros en un estudio bíblico, “Hermano García, si usted tuviera cinco gallinas, las daría para la obra del Señor?”  Contesta García, “AMÉN.”  Le dice el pastor, “Hermano García, y si tuviera dos caballos, los daría para la obra del Señor?”  A lo que contesta García, “AMÉN.”  Por último, le pregunta el pastor, “Hermano García, si tuviera una vaca, ¿la daría para la obra del Señor?”  A lo que contesta el hermano García, “¡NOOOOOOO!  Eso es lo único que tengo.”  (Los cristianos en ocasiones estamos dispuestos a dar de lo que no tenemos, pero de lo que tenemos no queremos dar nada para la obra de Dios.)    

25- ¿De qué color son las casas en el cielo?  Morado, porque son moradas celestiales.  

26- ¿Cuál fue el primer apellido de la historia?  Perez, porque Dos les dijo que si tocaban el fruto prohibido, Perez seréis.  

27- En un avión viajaban tres pastores.  Uno era bautista, el otro pentecostal y el tercero un asambleísta.  De pronto, los motores del avión comenzaron a fallar y el piloto les avisó que no había más paracaídas y que irremediablemente se estrellarían.  Entonces, el pastor bautista sacó su Biblia y dijo: “Hermanos, aprovechemos estos últimos momentos para hacer una exégesis bíblica de un texto que me parece interesante…”  “¡Ni un problema, pastor!” interrumpió el pentecostal, “pero antes permítame orar para que un ángel venga en nuestro auxilio...”  “¡Está bien, está bien!” agregó el asambleísta, “pero primero vamos a recoger la ofrenda.” E.R. Santiago, Chile

28- Se encuentran un billete de un dólar y un billete de cien dólares, y le dijo el de un dólar, “Hola, ¿cómo has estado, cien?”  El de cien contestó, “Bien, tú sabes, yo en buena vida de restaurante, en buenas tiendas, y a viajes por todo el mundo. Y tú, uno, ¿cómo has estado?” El billete de uno respondió, “Pues, ya sabes, ¡yo de iglesia en iglesia!”


Google
Web Busca en nuestra página
 

 

Humor Sano

                      Sección 36

  Te presentamos en esta sección  varios chistes que a nuestro juicio son sanos y que te harán pasar un momento agradable.

  Muchos son lo que han encontrado el relajamiento que buscaban a través del buen humor.

  Siempre es saludable reírse, a veces, incluso, de los temas más serios. La Real Academia Española define la palabra chiste como "dicho u ocurrencia aguda y graciosa" y también como "dicho o historieta muy breve que contiene un juego verbal o conceptual capaz de mover a risa."

  El gran  pensador Scribner escribió: "No se puede rechazar la risa, cuando llega,  se sienta en tu sillón favorito y se queda ahí todo el tiempo que quiera."

                      Nota

Si tienes un chiste sano, envíalo a través del correo electrónico y con gusto lo publicaremos.

Ningún chiste que haga alusión de una manera  irreverente de la Persona de nuestro Dios será aceptado. 

                      Envía esta página

  Envía esta página a tus amistades.

Nombre:
Email:
Tu Nombre:
Tu Email:

::  Portada   ::      ::   Anterior   ::      ::   Subir    ::      ::   Siguiente    ::

                                                      Copyright ©  Unidos en Cristo. All rights reserved. - Diseño y mantenimiento: Pr. Luis A. Benítez