Págs.

Chistes Varios

 

Eran dos doctores, y estaban dentro de una caverna y uno de ellos dice:
¡Hola!
El eco contesta:
¡Holaaaaaaaa!
Y luego el doctor pregunta:
¿Hay alguien aquí?
Y el eco le contesta:
¿Hay alguien aquíííííííí?
Y el otro dice:
¡Soy otorrinolaringólogo!
El eco dice:
¿Eres queéééééé?

Un tipo llega al doctor aquejado de un dolor en la rodilla. El galeno cuando lo examina le pregunta:
¿Usted por casualidad toca trompeta?
Sí doctor, ¿Por qué?
Pues, ¡Esa es la causa del dolor!
Pero doctor, ¿Qué tiene que ver el tocar trompeta con la rodilla?
Yo soy el doctor y sé que es así. Así que no toque más esa trompeta si quiere sanarse.
Está bien, usted es el que sabe, la venderé.
Cuando el paciente sale, la enfermera intrigada por el diagnóstico le dice al doctor:
Pero doctor, en verdad no veo la relación de la trompeta con la rodilla.
No tiene ninguna relación. Este tipo es mi vecino del piso de arriba, y me tiene aburrido con el ruido de la trompeta.

He ido al médico y me ha quitado el whisky, el tabaco y las drogas.
Pero, ¿Venís del médico o de la aduana?

Un señor va al doctor y le dice:
Doctor, yo tengo graves problema. Resulta que tengo líquido en la rodilla, tengo cataratas en los ojos, y para colmo me da la gota.
El doctor le responde:
¿Pues, para qué vienes a verme? ¡Tú debes ir a un plomero!

Una mujer acompañó a su marido a la consulta del médico. Después del chequeo, el médico llamó a la mujer sola a su despacho y le dijo:

-"Tu marido tiene una enfermedad muy grave, combinada con un estrés horrible. Si no haces lo siguiente, sin duda morirá:

- "Cada mañana, prepárale un desayuno saludable. Sé amable y asegúrate de que esté siempre de buen humor. Prepárale algo para comer que le alimente bien y que pueda llevar al trabajo. Y cuando vuelva a casa más tarde, una cena especial. No le agobies con tareas ya que esto podría aumentar su estrés. No hables de tus problemas ni discutas con él, sólo agravará su estrés. Intenta que se relaje por las noches, utilizando ropa interior "sexy" y dándole muchos masajes. Anímale a que vea algo de deportes en la televisión. Y lo más importante, haz el amor con el varias veces a la semana y satisface todos sus caprichos sexuales. Si puedes hacer esto durante los próximos 10 o 12 meses, creo que tu marido recuperará su salud completamente".

De camino a casa, el marido pregunta a la mujer: "¿Qué te dijo el médico?"

Ella le contestó: - "Que te vas a morir"

Doctor, doctor... ¿cómo sé si estoy perdiendo la memoria?

- Eso ya se lo dije ayer.

Una señora fue con sus dos niños a visitar una amiga al hospital. Mientras ella hablaba con su amiga, los niños salieron a caminar por los pasillos, cuando vieron una puerta que no estaba cerrada y ambos metieron sus cabezas para ver qué había dentro. Era la sala de partos y en ese momento ocurría uno. Los niños vieron cuando el doctor sacaba al recién nacido que le daba una nalgada que lo hacía llorar. Le dijo uno de los niños al otro:

- ¿Viste como le dio ese doctor a ese niñito?

- Se merecía esa nalgada, tú viste donde estaba escondido.

Doctor, ayúdeme... tengo delirios, me creo perro.

- ¿Desde cuando es eso?

- Creo que desde cachorro.

Una señora llega al hospital y le dice al doctor:

- Yo soy la esposa del Sr. Martínez, que tuvo un accidente de tráfico y me dijeron que lo trajeron aquí. Yo quisiera saber ¿cómo se encuentra?

- De la cintura para abajo su esposo no tiene ni un rasguño

-le contesta el doctor.

- ¡Oh! ¡Qué alegría -dice la señora- ¿y de la cintura para arriba, doctor?

- No podemos decirle, señora, pues esa parte no la han traído.

En el hospital psiquiátrico, el médico decidió dar de alta a algunos pacientes, siempre que pasaran la prueba que les iba a poner. El médico dibujó en una pared del hospital una puerta, y les dijo, "señores míos, al que atraviese esa puerta lo dejaremos libre".

Cuando los locos miran la puerta, corren de inmediato a tratar de abrirla.

Pero uno de ellos se queda sentado, y el médico se le acerca y le pregunta, "dime, ¿por qué no vas tú también a abrir la puerta?, y él lecontesta, "mire, doctor yo he llegado a la conclusión de que éstos sí que están locos...".

El médico, asombrado de la inteligencia del loco, le pregunta "¿por qué crees que ellos están locos?".

Entonces él le contesta, ¿cómo van abrir esa puerta si yo tengo la llave?".

Doctor, ayer no pude dormir nada".

"¿Intentó contar ovejas, como le dije?"

"Sí, pero cuando llegué a 222.000.000 ya tenía que levantarme".

Al paciente del cuarto número 20 tenemos que operarlo en seguida.

¿Qué tiene?

Dinero.

Una monja que tenía hipo, va al médico y le dice la monja al doctor:

-Oiga doctor, tengo un hipo que no se me va.

Empieza el doctor a analizarla y le dice:-Usted está embarazada.

Se va la monja al convento y lo cuenta. Al día siguiente va la madre superiora y le dice al doctor:

-Pero... ¿cómo le ha dicho eso a la monja?.

Y le dice el doctor:

-Si era para darle un susto... para quitarle el hipo.

Y dice la monja:

-Pues el que se ha dado un susto es el obispo, que se ha tirado desde la torre.

Hoy tose usted mejor que ayer.

-Sí doctor... He estado ensayando toda la noche.

Doctor, doctor. ¿Que tal ha ido el parto?

- Bueno, todo muy bien, pero a su hijo le hemos tenido que poner oxígeno.

- ¿¿Oxígeno ??. Con la ilusión que a mí me hacía ponerle Federico...


Google
Web Busca en nuestra página
 

 

Humor Sano

                     Sección 28

  Te presentamos en esta sección  varios chistes que a nuestro juicio son sanos y que te harán pasar un momento agradable.

  Muchos son lo que han encontrado el relajamiento que buscaban a través del buen humor.

  Siempre es saludable reírse, a veces, incluso, de los temas más serios. La Real Academia Española define la palabra chiste como "dicho u ocurrencia aguda y graciosa" y también como "dicho o historieta muy breve que contiene un juego verbal o conceptual capaz de mover a risa."

  El gran  pensador Scribner escribió: "No se puede rechazar la risa, cuando llega,  se sienta en tu sillón favorito y se queda ahí todo el tiempo que quiera."

                     Nota

Si tienes un chiste sano, envíalo a través del correo electrónico y con gusto lo publicaremos.

Ningún chiste que haga alusión de una manera  irreverente de la Persona de nuestro Dios será aceptado.  

                      Envía esta página

  Envía esta página a tus amistades.

Nombre:
Email:
Tu Nombre:
Tu Email:

::  Portada   ::      ::   Anterior   ::      ::   Subir    ::      ::   Siguiente    ::

                                                      Copyright   Unidos en Cristo. All rights reserved. - Diseño y mantenimiento: Pr. Luis A. Benítez