Págs.

Chistes Varios

Marcianos

Dos marcianos descendieron de su platillo volador. Era de madrugada; en las calles de la ciudad no había gente. Pasaron los extraterrestres por una gasolinera. El que iba adelante se planta frente a una de las bombas y le ordena con voz ronca y gutural:
¡Condúceme ante tu jefe!
El otro marciano se acerca a su compañero y le dice al oído:
No te metas con ese tipo. Es peligroso.
¡Bah!, se burla el primero, es sólo un terrícola, hará lo que yo le mande.
Diciendo esto, le apunta a la bomba con su rifle de rayos y le ordena otra vez:
¡Llévame con tu jefe!
La bomba, claro, no responde.
Déjalo en paz, vuelve a recomendar el otro marciano con temor, te digo que ese sujeto es peligroso.
¡Conmigo no!, exclama su compañero.
Y diciendo esto dispara un rayo contra la bomba de gasolina.
¡BRRROOOOOM! Se produce una explosión terrible, los dos marcianos saltan por el aire y van a caer todos maltrechos unos cientos de metros más allá.
¡Tenías razón! Gime el marciano que había disparado.
¿Cómo supiste que el individuo ése era peligroso?
A lo que el otro responde penosamente:
Alguien que se da tres vueltas al cuerpo con una manguera, y luego se la cuelga en la oreja, ¡tiene que ser un tipo peligroso!

Niños

El niño a su papá:
¡Papá, papá, vinieron a preguntar si aquí vendían un burro!
¿Y qué les dijiste, hijo?
Que no estabas.

La maestra dice:
A ver niños, si yo digo "Estoy buscando marido", ¿En qué tiempo estoy hablando?
Se para Jaimito y le dice:
Tiempo perdido, maestra.

Estaban dos niños cada uno con un trompo y uno le dice al otro:
A ver, baila el trompo.
Y el otro le contesta:
No sabo.
El otro le dice:
No se dice "no sabo" se dice "no sepo".
En ese momento una señora estaba escuchando la conversación de los niños y les dice:
No se dice ni no sabo ni no sepo.
Los niños le preguntan:
Entonces, ¿Cómo se dice?
La señora les contesta:
No sé.
Y los niños le dicen:
Entonces, por qué se mete en lo que no le importa.

En la escuela, el profesor pregunta a sus alumnos en la clase de linguística:
A ver, Juanito, dime una palabra que tenga varias veces la letra "o".
Goloso, le responde.
¿Y tú qué dices, Pablo?
Hipopótamo.
¿Y tú, Panchito?
¡GOOOOOOOOOOOOOOOOOOOl!

Nos encontrábamos, mi esposo, mi hijo de 8 años, y yo decidiendo a dónde íbamos a cenar. Mi esposo me sugirió ir al "Conejito", entonces el niño pregunta:
¿Qué tipo de comida sirven en ese restauran?
Y mi esposo, que tenía un carácter fácilmente irritable, le contesta:
¿Qué crees tú? Si el restauran se llama "El conejito" es porque venden conejo, ¿o no? Entonces, le digo yo, mejor vamos al "Cochinito".
Vuelve el niño a preguntar:
¿Qué sirven en ese restauran?
Mi esposo un poco irritado, le contesta:
Si usaras un poco el sentido común, no harías tantas preguntas tontas.
De momento recuerdo que me habían recomendado un restauran llamado "El Gato Tuerto", y le digo a mi esposo:
Mejor, vamos al "Gato Tuerto".
El niño respondió:
¡Oh no, pero ese gato tuerto se lo comerán ustedes!

Presos

En una cárcel, un preso comenta indignado a su compañero de celda:
Es un poco ridículo lo que están haciendo conmigo.
¿Por qué?
Porque me metieron aquí por robar pan, y ahora me lo traen gratis todos los días.

Animales

Llega un señor que tenía dificultad para hablar a una tienda de animales, curiosamente empieza a preguntar los precios de algunos.
Disgculpe sgñor, ¿cuánnto cuesta ese pegrrito?
Ese perrito cuenta 220.00 pesos.
¡Que bognito!
Y, ¿cuánnto cuesta ese gatito?
Ah, pues este cuesta 150.00 pesos.
¡Que bognito!
Y, ¿cuánto cuesta ese perico?
Ah pues, ese perico cuesta 2.500.00 pesos.
¿Y pogqué tang caro?
A lo que contesta el perico:
¡Porque hablo mejor que tú!

Si quieres saber el tiempo, tienes que dejar el perro afuera, si queda mojado es porque está lloviendo, si queda empapado es porque está lloviendo muy fuerte, si tiene pedazos de hielo en el cuerpo es porque está granizando, si queda con el pelo parado es porque hay viento, y si le queda muy caliente el cuerpo es porque hace mucho calor, si quieres saber siempre como está el tiempo, tienes que dejar siempre al perro afuera.
CARIÑOSAMENTE EL GATO.

Tontos

Era una persona muy tonta que fue de visita a México y vio un edificio muy grande y se puso a contar los pisos que tenía, cuando dos vivales se le acercan y le preguntan:
Oiga señor, ¿qué hace?
Y le contesta:
Contando los pisos de este edificio.
Entonces los hombres le dicen:
Pues, ¿no conoce usted las leyes de México?
No, le contesta, ¿por qué?
Porque una ley dice que por cada piso que cuente, debe pagar un peso.
¿Sí? pregunta el tonto.
A ver, ¿cuántos contó?, le preguntan.
No, pues, 36 pisos contesta.
Entonces son 36 pesos.
Se los paga y se van cada quien por su lado, después el tonto piensa, les tomé el pelo, pues, ¡conté 40!

Amigos

Dos amigos, Luis y Juan se fueron en un viaje de camping. Luego de una buena comida, se acostaron y se fueron a dormir. Algunas horas más tarde, Luis se despertó y codeó a su fiel amigo:
Juan, mira el cielo y dime qué ves.
Juan contestó:
Veo millones y millones de estrellas.
Y eso, ¿Qué te dice?
Juan pensó por un minuto y dijo:
Astronómicamente, me dice que hay millones de galaxias y potencialmente billones de planetas,  cronológicamente, deduzco que son aproximadamente las tres y diez; Teológicamente, puedo ver que Dios es todopoderoso y que somos pequeños e insignificantes y, meteorológicamente, sospecho que tendremos un hermoso día mañana.
¿Y a ti qué te dice?
Juan calló por un minuto y luego dijo:
Eres un tonto, ¡Alguien nos robó la carpa!

Habían tres amigos que se llamaban Tonto, Nadie y Ninguno.
Tonto va y le dice al policía:
Nadie se cayó al pozo y Ninguno lo está ayudando.
Entonces el policía le responde:
¿Usted es tonto?
Sí, ¡Mucho gusto!

Una vez estaba un hombre matando moscas y en eso llega su compadre y le pregunta:
¿Cuántas moscas llevas?
El otro responde:
Cinco hembras y tres machos.
Pero, ¿Cómo sabes el sexo?
Es que tres estaban en la boca de una botella y cinco en el espejo.

Un compadre visita a otro compadre y le dice:
Compadre, que pena, no puedo creer que no tengas los pantalones para mandar en tu casa.
A lo cual el otro contesta:
Sí, es verdad compadre.
Mira, en mi casa mando yo, y cuando digo, tengo hambre, me sirven de comer y cuando digo, tráiganme el agua caliente, me la traen de inmediato.
A lo cual el compadre le pregunta:
Oiga compadre, y ¿para qué quiere agua caliente?
Y responde el compadre:
Ay compadre, no me diga que usted lava los platos con agua fría.

Un día entra una persona y le dice a su amigo:
Estoy preocupado.
¿Por qué? Le pregunta el amigo.
Mi mujer me juró que no me volvería hablar durante 30 días.
Pero eso no es tan grave.
Claro que sí, es que hoy termina el plazo.

Árabes

Estaban dos árabes y uno le decía al otro:
Oiga tío, por qué mi negocio no funciona.
Y el tío le pregunta:
¿Pusiste letreros?
Puse letreros, le responde.
¿Pusiste ofertas?
Puse ofertas.
¿Pusiste propagandas?
Puse propagandas.
Entonces, qué es lo que pasa, vamos a ver...
Letreros, propaganda, ofertas, si serás tonto, sastrería se escribe con ¨s¨ no con ¨c¨.

Políticos

Un famoso político va cambiar un cheque en un banco de la capital y no tenía identificación. El cajero le dijo que necesitaba verificar su identidad. El hombre insistió en que era una figura pública y todos debían conocerlo. El cajero le dijo:
Señor, son las reglas, sino lo identifico no puedo cambiarle el cheque. Ayer estuvo aquí un famoso boxeador, no tenía identificación y para demostrar quién era tuvo que boxear un par de veces, aunque noqueó a dos cajeros lo identificamos y pudimos proceder.
Dijo entonces el político:
La verdad es que no sé qué hacer, solo se me ocurren tonterías y estupideces.
Y dijo el cajero:
Ok, ya lo reconocí y me convenció, ¿Cómo quiere el cambio?

Colmos

¿Cuál es el colmo de un sordo?
Que al morir le dediquen un minuto de silencio.


Google
Web Busca en nuestra página
 

 

Humor Sano

                     Sección 22

  Te presentamos en esta sección  varios chistes que a nuestro juicio son sanos y que te harán pasar un momento agradable.

  Muchos son lo que han encontrado el relajamiento que buscaban a través del buen humor.

  Siempre es saludable reírse, a veces, incluso, de los temas más serios. La Real Academia Española define la palabra chiste como "dicho u ocurrencia aguda y graciosa" y también como "dicho o historieta muy breve que contiene un juego verbal o conceptual capaz de mover a risa."

  El gran  pensador Scribner escribió: "No se puede rechazar la risa, cuando llega,  se sienta en tu sillón favorito y se queda ahí todo el tiempo que quiera."

                     Nota

Si tienes un chiste sano, envíalo a través del correo electrónico y con gusto lo publicaremos.

Ningún chiste que haga alusión de una manera  irreverente de la Persona de nuestro Dios será aceptado.

                      Envía esta página

  Envía esta página a tus amistades.

Nombre:
Email:
Tu Nombre:
Tu Email:

::  Portada   ::      ::   Anterior   ::      ::   Subir    ::      ::   Siguiente    ::

                                                      Copyright   Unidos en Cristo. All rights reserved. - Diseño y mantenimiento: Pr. Luis A. Benítez