Págs.

Chistes Varios

En un crucero

En un crucero, estaban dando un espectáculo de magia. El mago en su número, hizo desaparecer su sombrero. En eso un loro atrás del auditorio comienza a gritar: "¡¡¡Lo tiene detrás de él!!!" El mago molesto continúa con su número y hace desaparecer un conejo. En eso el loro grita "¡¡¡Lo tiene debajo de la mesa!!!!!" Y así durante todo el número, el loro seguía molestando al pobre mago.  Pero justo después del espectáculo el crucero choca con un témpano de hielo y se hunde. Solo el loro y el mago se salvaron y quedaron a la deriva. Pasaron varios días sin que ninguno dijera una sola palabra. De pronto el loro habló y le dijo al mago:-"Ya me rindo. ¿Dónde rayos pusistes el barco?".

¡Qué estudiante!

El padre le dice a su vástago: -Hijo mío, nunca pensé que tus estudios me salieran tan caros. -Y el muchacho responde ¡Y eso que soy de los que estudian poco!

El médico, al paciente:

-En los próximos meses, nada de tomar ni de fumar, nada de trasnochar ni de ir a comer fuera, nada de vacaciones ni de viajes. -¿Hasta que me recupere doctor? -No, hasta que me pague todo lo que me debe.

Extraña petición

Un anciano predicador que está agonizando manda llamar a un abogado y a un recaudador de impuestos, que se quedan perplejos porque no son sus amigos íntimos. Cuando entran a la habitación, el moribundo les pide a señas que se sienten uno en cada lado de su lecho, los toma de la mano, da un suspiro de alivio y se queda mirando al techo. Los tres guardan silencio hasta que, por fin, el abogado se atreve a preguntarle al religioso: -¿Por qué nos ha pedido a nosotros acompañarlo en su lecho de muerte? A lo que el predicador responde:-Porque quiero morir igual que Jesús: Entre dos ladrones.

En la puerta de un comedor

Un indigente le pregunta a otro: -¿Qué te dieron de comer hoy? -Arroz con pollo... pero creo que ese arroz era carnívoro, porque no vi el pollo por ningún lado.

En la escuela

A fin de acicatearlos, un profesor les dice a sus alumnos:      -El examen final es el próximo lunes. Únicamente les queda esta semana para estudiar. Es más, el examen ya está en manos del impresor. -¿Alguna duda? ....¿Cuántas preguntas tendrá la prueba? -preguntó un estudiante. ...¿Tendremos que explicar las respuestas? -Interviene otro. -¿Quién es el impresor? - pregunta un tercero.  

¡Vaya época la nuestra!

Hace unos 50 años, cuando la gente llegaba al final de un día de trabajo, necesitaba descansar... ahora necesita hacer ejercicio.

Los pantalones vaqueros salen ahora de las tiendas con el mismo aspecto que solían tener cuando estaban listos para desecharlos como ropa vieja.

En la construcción

Un equipo de trabajadores de la construcción daba toques finales a una importante obra. Lo único que faltaba era colocar dos señales de no estacionarse, a una distancia de 50 metros una de otra. Un obrero se dirigió en su carro a la zona designada, instaló la primera señal y caminó 50 metros para instalar la segunda. Cuando regresó a su vehículo, encontró en el parabrisas una boleta de multa por estacionarse en un lugar prohibido.

En el juzgado

Un granjero habla con su abogado antes de que empiece el juicio. El abogado le asegura que va a ganar. -¿No servirá de algo que le envíe al juez un par de patos? Pregunta el granjero. ¡No! ¡Claro que no! Le asegura el abogado. El juez lo consideraría un soborno, y le puede perjudicar a usted. Una vez terminado el juicio, el abogado felicita a su cliente por haber resultado inocente. -¿Lo ve? ¡Le dije que ganaríamos el caso! Si, lo sé –aceptó el granjero. –Envié los dos patos en nombre de mi oponente.

En un helicóptero

Diez hombres y una mujer están aferrados a una cuerda que pende de un helicóptero. El peso de 11 personas es demasiado para la cuerda, por lo que el grupo llega a la conclusión de que una persona debe soltarse. Al ver que nadie se anima, la mujer se ofrece a hacerlo. En un conmovedor discurso, les dice que se sacrificará para salvarlos, porque las mujeres son capaces de renunciar a todo por sus esposos e hijos. Cuando termina... todos los hombres le aplaudieron.

Programador creativo

Al llegar al primer empleo como trabajadora temporal en una oficina, me senté ante la terminal de una computadora y la encendí. Encontré un Menú un tanto curioso que me ofrecía tres opciones: 1. Vaya a Microsoft Word  2. Vaya a Dos  3. Vaya a las Bahamas. Sintiendo admiración por el humor creativo del programador, sonreí y, curiosa, escogí la tercera opción: Ir a las Bahamas. La pantalla de la computadora me respondió: ¡Qué más quisiera!

En un monasterio

El hermano Pablo ingresó en un monasterio e hizo un voto de silencio por diez años. Al cabo de ese tiempo, el abad lo llamó y le preguntó si tenía algo que decir. -Sí, que sirven la comida muy fría. -Me ocuparé de ello –prometió el abad. Transcurrieron otros diez años, y el abad volvió a preguntarle al hermano Pablo si tenía algo que decir. -Siguen sirviendo la comida muy fría. El abad le aseguró que se ocuparía del asunto. Diez años más tarde, el abad le preguntó de nuevo al hermano Pablo si tenía algo que decir.-Todavía sirven la comida fría. Ya no aguanto más, me voy de este lugar.-¡Bendito sea Dios! –dijo el abad con alivio... ¡ya estaba bueno de tantas quejumbres!

En el zoológico

Es maravilloso que el león y el chimpancé estén en la misma jaula. Dijo el visitante de un zoológico. -¿Cómo se llevan?      -Por lo general, bien –respondió el guardián del zoológico.      -Claro que de vez en cuando riñen, y entonces tenemos que conseguir otro chimpancé.

En la ciudad

En su primera visita a cierta ciudad de la India, un campesino estaba esperando una mañana en la parada del autobús. Con cierta vacilación le preguntó a una señora:¿Qué autobús debo tomar para ir a Mahin? -El número 177, respondió ella y subió al siguiente. En la tarde de ese día, la mujer pasó por la misma parada y encontró al campesino, que todavía estaba esperando. ¿Tomó el autobús a Mahin? -Le preguntó la señora. Todavía no –dijo él, con aire de cansancio –Han pasado 168; ocho más, y después pasará el mío.

Solución práctica

Hecha un mar de lágrimas, la joven señora llama por teléfono a su mamá para contarle que acaba de tener la enésima pelea con su esposo. -Me voy a tu casa, mami –le dice entre hipos y sollozos. –Eso le servirá de castigo. -¿Qué clase de castigo es ése de venirte a mi casa? -replica la mamá. –Si lo que quieres es castigarlo, mejor yo me voy a la tuya.

Seguros de vida

La primera vez que viajé en avión compré un seguro de vida y nombré a mi madre beneficiaria. Cuando llegué a mi casa, le entregué la póliza y le dije que ella era la beneficiaria en caso de que yo muriera . Se emocionó tanto, que al abrazarme entre sollozos, sólo atinó a decirme: -Hijo mío, Dios quiera que no hayas hecho el gasto en balde.

Mensaje en la contestadora

No pude menos que reírme cuando oí por primera vez el anuncio que mi hijo grabó en su contestadora telefónica, cuando estudiaba en la Universidad de Virginia: -"Hola habla Rick. Si eres empleado de la compañía telefónica, ya les envié el pago; si eres mi padre o mi madre, por favor envíenme dinero; si me llamas de la institución financiera, el dinero que me prestaron no me alcanzó; si eres un amigo, págame el dinero que me debes; si eres una chica... ¡Tengo mucho dinero!

En el almacén

Después de adquirir un traje sastre por 300 dólares, una mujer fue a otro almacén y se quedó atónita al ver un traje, al parecer idéntico, que se vendía por 32.30 de modo que corrió a quejarse al primer almacén. -Pero, señora le dijo la vendedora Aquella es una imitación. No está hecha de pura lana virgen. -Por ese precio –replicó la clienta, ¡Qué me importa la vida privada de los borregos!

Cuestión de actitud

En un proceso, el juez sentenció al acusado a diez años de prisión. -Pero, Su Señoría -protestó el hombre, no puedo pasar diez años en la cárcel. -Mire -replicó el juez, la prisión es una cuestión de actitud. ¿Podría pasar un día en la cárcel? El acusado sonrió y respondió: -¡Sí, Su Señoría!                   -¡Magnífico! Entonces cumpla diez años, un día a la vez.

Borrachitos

Un borracho caminaba lentamente, cuando de pronto se golpeó la cabeza contra un poste y murmuró: "perdón, señor". Más adelante chocó contra otro y refunfuñó la misma excusa. Cuando le sucedió por tercera vez, se apoyó en la pared y dijo: "Voy a esperar que pase la procesión, porque si no, voy a lastimar a mucha gente"

En el hospital

Varios médicos se pusieron a discutir sobre lo que se podría hacer con un paciente, el cual los escuchó a hurtadillas. Luego, su esposa preguntó al enfermo qué habían dicho.        -¡No sé! -respondió él. Emplearon muchos términos médicos. Quedaron en que ya verían en la autopsia o algo así.

En tiempos del César

En roma un grupo de esclavos remaba en una galera.      -¡Remen más fuerte! -les gritó el encargado de los esclavos. -¡Uf! -protestan agotados. Entonces el encargado de los esclavos se acerca a ellos y les dice: ¡Alto! tengo dos noticias: Una buena y una mala. ¿cuál quieren primero?-¡La buena! ¡La buena! -La buena es que viene el César, así que habrá ración doble de comida para todos.-¡Bieeeen! -¿Y la mala? -La mala es que viene a hacer esquí acuático.

Un hombre, a su mujer:

-Hoy estoy muy deprimido. -¿Por qué, mi vida? -¡Es que a veces me siento tan solo e inútil! -Pues no deberías sentirte solo...

¡Qué yerno!

La suegra está en su lecho de muerte. A uno y otro lado de la cama sus seres queridos. Se está despidiendo de todos, pues sabe que ha de morir. En un momento de fortaleza levanta la cabeza, porque por la ventana mira lo lindo que está el día, y dice: -Qué hermoso está el día, oigo pajarillos, y puedo oler las flores del jardín. A lo que el yerno responde: -Suegrita, no se me distraiga. ¡Siga con lo que estaba haciendo antes!

Niño curioso

-¡Oye! -pregunta un niño al novio de su hermana -¿Tú eres un pez? -¿Qué si soy un pez? -dice el muchacho sin entender.    -No, claro que no. ¿Por qué lo preguntas? -Es que mi hermana dijo: Que ya habías mordido el anzuelo.

Conductor ingenioso

Una noche, un policía de tráfico detiene en una solitaria carretera a un coche que circula a gran velocidad: -Policía: Buenos días. ¿Se ha dado usted cuenta de que iba a 190 por hora? -Conductor: Lo siento, pero es que he bebido alguna copa de más y me fijo más bien poco en el cuentakilómetros. -P: ¿Me permite su carnet de conducir, señor? -C: No, no puedo, me lo retiraron hace poco. Por atropellar a un peatón mientras conducía ebrio, para ser exacto.-P: ¿Y los papeles del coche?-C: Verá, le seré franco. No es mío, lo encontré abierto y me lo llevé. P: Bueno, mire en la guantera, quizás estén ahí.-C: Imposible, los habría visto cuando puse la pistola.-P: ¿Qué pistola? -C: ¡Hombre, no se le puede ocultar nada! ... la pistola con la que he asaltado un banco. Llevo el dinero en el maletero... El policía, asustado, retrocede hacia su moto y por radio pide urgentemente refuerzos, sin dejar de vigilar con nerviosismo al conductor. En pocos minutos se presentan varios coches patrulla con las sirenas encendidas, que rodean al infractor. El jefe de la patrulla se acerca al conductor: Jefe de la Patrulla:  -Buenos días, ¿me permite su carnet de conducir? -Conductor: No faltaba más, aquí lo tiene usted. -JP: ¿Y los papeles del vehículo? -C: Por supuesto, aquí están. -JP: Ahora, con mucho cuidado por favor, ... ¿podría abrir la guantera?-C: Claro (la abre, y queda a la vista una guantera totalmente vacía)-JP: Esto... ahora ábrame el maletero. El conductor lo abre y, cómo no, el maletero está también vacío.-El Jefe de la patrulla se ladea la gorra y se rasca con fuerza la nuca. Le dice...Perdone, pero no entiendo nada. Hemos venido urgentemente porque nos habían dicho que estaba usted borracho, que conducía sin carnet, que el vehículo era robado y no tenía papeles; ¡y que usted llevaba una pistola en la guantera, y el dinero de un robo en el maletero! . El conductor, entonces...(interrumpiéndole) dice:  -¡¡No me diga más!! ...Seguro que también le han dicho que iba como un loco a toda velocidad, ¿¿¿verdad???

Confesiones

Una hermana muy "espiritual" le confiesa a su pastor: -Sabe pastor, desde hace algún tiempo estoy orando para que el Señor saque la cizaña de la iglesia. -¿Y qué ha pasado? -pregunta el pastor. -Contesta la hermana ... ¡Es que ahora la que se quiere ir soy yo!

Tarjeta de presentación

Un joven pastor acababa de llegar a un pequeño pueblo y para tratar de conocer más a los feligreses, realizó una salida un sábado por la mañana. Visitando hogares encontró una casa, en donde era obvio que había alguien adentro, pero tocó y tocó y nadie salió. Finalmente, sacó una tarjeta de presentación y escribió en el dorso Apocalipsis 3:20 y la colocó en el dintel de la puerta. Al día siguiente, mientras los diáconos contaban las ofrendas, hallaron la tarjeta que el pastor había dejado el día anterior en la puerta de la casa. Debajo del mensaje del pastor, habían escrito Génesis 3:10, el pastor no hizo más que reírse. Apocalipsis 3:20 "He aquí, yo estoy a la puerta y llamo, si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo. Génesis 3:10 "Y él respondió: Oí tu voz en el huerto, y tuve miedo, porque estaba desnudo, y me escondí."

Nuevo descubrimiento

Un hermano le comenta a otro su nuevo descubrimiento.       -¿Sabes las mujeres no van a ir al cielo? -¿Por qué lo dices? pregunta el otro. -Es que según Apocalipsis 8:1 después que se abre el séptimo sello habrá un silencio como de media hora en el cielo, y como tu sabes ¡ellas no pueden permanecer calladas por tanto tiempo!

En la iglesia

Un borrachito estaba en el culto y hacía mucho ruido mientras el pastor predicaba. De repente por el mucho ruido, el pastor para de predicar y dice con aire de desesperación: - ¡Por tanto ruido que hay he perdido el hilo! ... "Entonces el borrachito se levanta y grita con toda autoridad: "... ¡Nadie se va de aquí hasta que no aparezca el hilo del pastor! ..."

Correo electrónico

Un hombre salió de la nevada ciudad de Chicago para pasar unas vacaciones en el caliente estado de la Florida.  Su esposa que estaba en viaje de negocios, planeaba encontrarlo allá el día siguiente. Al llegar al hotel en Florida, el esposo, decide mandar un e-mail a su mujer. Como no encontró el papelito donde había anotado el e-mail de ella, trató de recordarlo de memoria y oró para que no estuviera equivocado. Por mala suerte, el hombre se equivocó en una letra, y el mensaje fue a parar a la computadora de la esposa de un pastor. Ese pastor había muerto el día anterior. Cuando ella fue a revisar sus e-mails, dio una ojeada al monitor, dio un grito de horror y cayó muerta en el piso. Al oír el grito, su familia corrió para el cuarto y leyó lo siguiente en la pantalla del monitor: -"Querida esposa, acabo de llegar. Fue un largo viaje. Aquí todo es muy bonito. Muchos árboles, jardines... A pesar de tener aquí pocas horas, me está gustando mucho. Hablé aquí con el personal y está todo preparado para tu llegada mañana. Estoy seguro de que te va a encantar. Besos, de tu amoroso esposo.

Es peligroso dormirse en el culto

Estaba un pastor predicando y un hermano se quedó dormido. De pronto el pastor lo ve y da un grito a todo dar diciendo; el que quiera ir al infierno ...¡Pooongaseee de pi e e e e! El hermano se despierta y logra oír solamente la última frase ¡"Pooongasee de pi e e e e"! y se levanta como un resorte; todos los demás hermanos se comienzan a reír a todo dar, y el hermano que estaba dormido le dice al pastor:-"yo no sé de que se ríen estos pero aquí los únicos que estamos de pie somos usted y yo".

De Safari

En una expedición por África, un perro se extravía del safari correteando detrás de las mariposas. De repente, el can vislumbra a una pantera que se acerca a toda velocidad hacia él. Atemorizado, el perro trata de buscar una escapatoria. A pocos metros de allí, encuentra los huesos de un animal muerto. Ni corto ni perezoso, se pone a mordisquearlos. En cuanto la pantera está a punto de atacarle, el perro exclama:
-¡Ah, que pantera más sabrosa me acabo de comer!
La pantera frena en seco su acometida y sale despavorida huyendo del perrito y pensando:
-¡Vaya con el perro! ¡Por poco me come a mi también...!
Un mono que se encontraba en la rama de un árbol cercano y que había visto la escena, sale corriendo tras la pantera para contarle cómo se las había ingeniado el perro, pero éste último lo ve todo. Cuando el mono alcanza a la pantera y le cuenta lo sucedido, la pantera, encolerizada, exclama:
Miserable perro! ¡Ahora lo vas a pagar, a ver quién espanta a quién...! y vuelve a toda prisa hacia donde se encontraba el perro. El perro ve a lo lejos que la pantera viene de nuevo tras él y esta vez sobre ella trae montado al mono.
-¡Mono chismoso...! ¿Y ahora qué voy a hacer?
Entonces, el perro, en lugar de salir huyendo, se queda sentado dándoles la espalda, como si no los hubiera visto, y en cuanto la pantera está a punto de atacarle de nuevo, el can dice:
-¡A ver qué pasa con ese mono! Hace como media hora que le mandé que me trajera otra pantera, y todavía no vuelve con ella...

En una venta de panes

Cierta anciana tiene un puesto improvisado en una esquina, donde vende panes a cinco pesos la pieza. Todos los días un joven bien vestido se acerca, deposita una moneda de cinco pesos en la taza de la señora y se va a toda prisa sin tomar un pan. Un día ella lo detiene antes de que se vaya.-¡Un momento, joven! -dice....-Sí, ya sé, -responde él -:Quiere saber por qué todos los días le dejo una moneda y no me llevo el pan....-¡No!. Lo que quiero decirle es que ya cuestan diez pesos.

Dos amigos

Se encuentran dos amigos: -Pepe, ¿Dónde has estado?...¡Tanto tiempo sin verte! -Estuve internado en una clínica donde te quitan las ganas de fumar... -¡Pero si estás fumando! -Sí, pero sin ganas.

Descubrimiento

Recientemente unos investigadores descubrieron una enfermedad que no se acompaña de síntomas, no se puede diagnosticar y para la cual no hay remedio. por fortuna no se ha informado de ningún caso hasta el momento.

Alumno listo

Leí la composición que escribiste sobre tu casa -Le dice la maestra al alumno. -Es la misma que me entregó tu hermano el año pasado. -¡Claro que es la misma! -Responde el estudiante -¡Es la misma casa!

En un bautizo

El anfitrión decidió correr a todos los gorrones de la fiesta, pero sin herir sentimientos. Tomó el micrófono y dijo:-Por favor, colóquense a mi derecha los invitados del novio. Un buen número de personas obedecieron. A continuación, dijo: -Ahora colóquense a mi izquierda los invitados de la novia. Nuevamente muchos respondieron a la petición. Por último dijo: -Ahora les voy a rogar a los están a mi derecha, así como a los que están a mi izquierda, que se retiren, pues esto no es una boda, sino un bautizo.


Google
Web Busca en nuestra página
 

 

Humor Sano

                     Sección 12

  Te presentamos en esta sección  varios chistes que a nuestro juicio son sanos y que te harán pasar un momento agradable.

  Muchos son lo que han encontrado el relajamiento que buscaban a través del buen humor.

  Siempre es saludable reírse, a veces, incluso, de los temas más serios. La Real Academia Española define la palabra chiste como "dicho u ocurrencia aguda y graciosa" y también como "dicho o historieta muy breve que contiene un juego verbal o conceptual capaz de mover a risa."

  El gran  pensador Scribner escribió: "No se puede rechazar la risa, cuando llega,  se sienta en tu sillón favorito y se queda ahí todo el tiempo que quiera."

                     Nota

Si tienes un chiste sano, envíalo a través del correo electrónico y con gusto lo publicaremos.

Ningún chiste que haga alusión de una manera  irreverente de la Persona de nuestro Dios será aceptado.

                      Envía esta página

  Envía esta página a tus amistades.

Nombre:
Email:
Tu Nombre:
Tu Email:

::  Portada   ::      ::   Anterior   ::      ::   Subir    ::      ::   Siguiente    ::

                                                       Copyright ©  Unidos en Cristo. All rights reserved. - Diseño y mantenimiento: Pr. Luis A. Benítez