Págs.

Chistes Varios

Abuelita, abuelita.. cierre los ojos.
A lo que le contesta la abuela:
Pero mijo, ¿por qué me pides esto?
Porque, mi papá dijo que cuando usted cierre los ojos, todos vamos a ser felices.

La mamá pregunta enojada:
¿Quién se comió el pastel que estaba aquí?
Lupita, la hermana adolescente contesta:
¡Fue Panchito, mamá!
¡No es cierto! Contesta el niño.
¡Sí es cierto!
¡No, no es cierto, cómo eres mentirosa, si tú ni me viste cuándo me lo comí!

Un niño llega del colegio y le dice emocionado a su madre:
Mami, mami, hoy me enteré que Nerón incendió a Roma y que Calígula, mandaba a matar a sus guardianes.
Le responde su mamá:
Bueno, bueno, de ahora en adelante le queda prohibido juntarse con esos niños.

Un convicto con la pena máxima, un día antes de su ejecución llega el director del penal y le comunica al reo que le concederá su último deseo. El convicto sin pensarlo mucho exclamo:
Sí, quiero que me saquen los frenillos.(puente de metal que colocan los odontólogos en los dientes)
¿Y para qué?, le pregunta el director.
Si me electrocutan, no quiero sentir la corriente en mi boca.
Al día siguiente lo esposan de pies a cabeza y lo trasladan a la ciudad a un dentista particular. Al llegar al consultorio fuertemente custodiado, un niño que esperaba ser atendido lo ve y asombrado le dice a la mamá.
Mamá, mamá, ¡Ese señor si que le tiene miedo al dentista!

Un niño dice a su madre:
¡Mamá, mamá, en la escuela me dicen Rambo!
Y la madre le contesta:
No te preocupes hijo mío, mañana mismo iré a hablar con el señor director porque esto no puede ser.
En eso el hijo le responde:
No te preocupes madre mía, ésta es mi guerra.

Llega un niñito donde su mamá y le dice:
Mamá, a mi papá lo picó un cocodrilo en el río.
Pero hijito, si los cocodrilos no pican, ellos muerden.
Pero mami no lo mordió, lo picó.
Pero ya te dije que los cocodrilos no pican, muerden.
Pero entiéndeme tú mamá, no lo mordió sino que lo picó en dos pedazos.

Eh, tío, he soñado que ganaba 200 millones como mi padre.
¿Tu padre gana 200 millones?
No, también lo sueña.

Mamá, mamá, ¿Los peces también crecen?
Claro hijo mío, sino piensa en la trucha que pescó tu padre la semana pasada, cada vez que lo cuenta aumenta un kilo.

Papá, papá, ¿A ti te gustan las manzanas asadas?
Hijo, tú ya sabes que a mí me encantan las manzanas asadas.
Pues papá te vas a hartar, porque se te ha quemado todo el huerto.

Estaba una señora con bigotes sentada a fuera de su casa, cuando de pronto pasan dos niños y se le quedan viendo lentamente y sin avanzar. Entonces, la señora se molesta y les dice:
¿Qué nunca han visto una mujer con bigotes?
Y los niños asustados le contestan:
¡Gratis, no!

Le pregunta un niño a un heladero:
¿Tiene paletas de coco?
Sí niño, responde el heladero.
¡Uy que miedo!

Tratando de explicar a su pequeño hijo qué es un milagro, una madre le dice:
¿Qué serías si cayeras de un 5 piso y no te pasa nada.
¡Suerte!, responde el hijo.
¿Y si caes otra vez y no te vuelve a pasar nada?
¡Eso es buenísima suerte!
¿Y si vuelves otra vez a caer y no te vuelve a pasar nada?
¿Qué es?
Práctica.

Una vez Pepito llegó borracho a su casa gritando, buscando a su mamá que estaba en el segundo piso de su casa, y gritaba:
¡Mamá, mamá!
Entonces salió un hermano y dijo:
Pepito baja la voz que ella está dormida.
Y él respondió:
Bájala vos que ella pesa mucho.

Llega un vendedor a una casa, pero se detiene al ver un perro. Asegurándose de que no mordiera, le pregunta al niño que estaba sentado en la entrada:
Oye niño, ¿No muerde tu perro?
El niño contesta:
No señor, no muerde es muy mansito.
Una vez seguro, entra a tocar en la puerta interior. El perro se le lanza como un demonio y lo muerde, rasgándole el pantalón, muy enojado, el hombre le reclama al niño:
Oye niño, ¿No dijiste que no mordía tu perro?
Es verdad señor, pero resulta que ese no es mi perro, yo vivo en la casa del lado.

Llega un niño travieso y le pregunta a su papá:
Papi, ¿Sabes cómo dejas a un tonto esperando?
El papá dice:
No hijo, ¿Cómo?
En eso le responde el niño:
¡Mañana te digo papi!

¡Papá, papá, en el colegio me llaman mafioso!
No te preocupes hijo que yo me encargo, para que parezca un accidente.

Curiosidad infantil:
Se acerca el niñito a su mami y le pregunta:
Mamita, ¿Tú crees en los angelitos?
Por supuesto mi hijito.
¿Y es cierto que los angelitos vuelan?
¿Por qué lo preguntas hijito?
Es que ayer oí a mi papi que le decía a la sirvienta "vengase conmigo mi angelito"
Ven conmigo a ver a la sirvienta, y verás como ahorita sale volando.

Había una niña que tenía sólo tres pelos, entonces iba para la escuela y le dijo a la mamá:
Mamá, hazme una trenza.
La mamá le empezó a hacer la trenza y se le cayó un pelo, entonces dice la niña:
Bueno mami, péiname de dos colitas.
Le está haciendo dos colitas y se le cae otro pelo.
Entonces dice la niña:
No te preocupes mamá entonces voy de pelo suelto.

Un padre hablaba con su hijo y le decía:
Los padres que no se hacen entender por los hijos son unos estúpidos, ¿Me comprendes hijo?
¡No, Papá!

Una nena está observando la cabeza a su mamá y le dice:
Mira, mamá, tienes un cabello blanco, y otro, y otro.
La mamá le responde:
Esas son canas.
Oye, mamá, ¿Y por qué te salen canas?, pregunta la nena.
Porque cada vez que tu te portas mal y yo te tengo que reprender, me sale una cana, responde la mamá.
¡Ay mamá! comenta la nena, ahora comprendo por qué abuelita tiene la cabeza toda blanca.

Una niña acude al médico y le dice:
Doctor, ¿Me podría recetar un anticonceptivo?
¡Pero hija, si tienes apenas 3 años! ¿Para qué quieres un anticonceptivo?
¡Ahh! Pues es que ya no quiero tener más muñecas.

Van dos niños caminando por la calle y uno le dice al otro:
Mi papá hizo una escalera que llega al sol.
Y dice el otro niño:
¿Si?, pues mi papá encendió un cigarro con el sol.
El otro le pregunta:
¿Y cómo hizo?
Y responde el otro:
Se subió en la escalera de tu papá.

Un día Juanito le dice a su tía:
¡Fea!
Entonces, el papá le dice a Juanito que él no le debe decir así a los mayores y mucho menos a su tía, anda hijo y dile a tu tía que lo sientes, y Juanito muy obediente fue donde su tía y le dijo:
Tía lamento que seas fea.

Le pregunta el sobrino a la tía:
Tía, ¿No trajiste tu cacatúa?
No hijito, yo no tengo ninguna cacatúa.
Entonces, por qué mi papá le dijo a mi mamá: ¿Siempre vendrá la cacatúa de tu hermana?

El niño y el cura.
Cierto día un niño huérfano estaba llorando en la puerta de una parroquia, al rato sale el cura y le pregunta:
Hijo mío, ¿Por qué lloras?
El niño entre lagrimas le dice:
Es que acabo de perder un dólar.
Y sigue llorando...
Ya, ya no llores, le dice el cura, te voy a regalar un dólar.
El niño coge el dólar y lo mete a su bolsillo. El cura entra nuevamente a la parroquia para tener la misa de costumbre y escucha un llanto de niño, el cura sale enfurecido y encuentra al mismo niño llorando y le dice:
¿Y ahora por qué lloras?
Y el niño le responde:
Padrecito, si no hubiera perdido mi dólar ahora tendría dos.

Le dice un niño a su madre:
Mamá, no me espere esta noche.
¿Y por qué hijo?
Pues, porque ya llegue.

Este era una cobrador que toca a la puerta de una casa y sale un niño y dice:
¿Si?
El hombre le pregunta:
¿Estará tu tío?
El niño responde:
¡No!
¿Volverá pronto?, pregunta el hombre.
¡No sé!, dice el niño.
¿En qué momento lo puedo encontrar?, pregunta el cobrador.
Eso será muy difícil, dice el niño.
¿Por qué?, pregunta el cobrador.
Porque solo se encuentra cuando usted no viene.

Había una familia muy numerosa de 10 hijos y uno de ellos se llamaba Agustín entonces, un día iba Agustín con su amigo Saúl y le decía todo aburrido:
Qué te parece Saúl que tengo 9 hermanos, y al único que mi papá molesta es a mí, todo lo que él quiere que le hagan todo tengo que ser yo y solamente yo.
Entonces Saúl le dice:
Vea hermano, cuando su papá lo llame usted le dice que Agustín no está y ya verá usted que va a mandar a otro de sus hermanos.
Más tarde se va Agustín para la casa y su papá empieza a llamarlo entonces le contesta Agustín que Agustín no está y el papá le contesta:
Entonces, venga usted.

Un niño le dice a un policía:
Policía, policía, en la esquina hay una pelea desde hace media hora.
Y el policía le dice:
¿Por qué no me avisaste antes?
Y el niño le dice:
¡Es que iba ganando mi papá!

Un niño hizo la parada a un camión, cuando éste se detiene y abre la puerta, el niño le grita:
Oiga, ¿Va pa'l parque?
Y el chofer le contesta:
Sí.
Entonces, el niño le responde:
¡Pues que se divierta!

Panchito le pregunta a su mamá:
¿Mamá mi abuelita es bruja?
A lo que la mamá responde:
No mijito, ¿Por qué la pregunta?
Es que juntó los cables de la lámpara de la sala y salió volando por la ventana.

Le pregunta un niño a su mamá de dónde venían los seres humanos, y ella le contesta que venían de Adán y Eva. Él sale de donde está su mamá y se va con su papá y le hace la misma pregunta, él le contesta:
Mira hijo, nosotros venimos de nuestros antepasados que son los monos. El niño muy preocupado por esto regresa con su mamá y le dice lo que su papá le había dicho. Ella le contesta:
Hijo, yo estaba hablando de mí familia, no la de tu padre.

Llega el niño caníbal a la escuela con un niño menor y el profesor le dice:
¿Es tu hermanito?
Y el niño le dice:
No, es mi almuerzo.

En la tarde del sábado aproximadamente las 2:00 pm, un niño va donde su padre y le dice:
Papi, ¿Puedo ir a la fiesta de cumpleaños del niño rico que se mudó en la esquina?
El padre le dice que sí, pero que esté en casa antes de las 7:00 pm de la noche.
Luego más tarde pasan las 7, las 8, las 9, ya toda la familia está reunida en la casa del niño, y todos preocupados, y a eso de las 11:00 pm el niño llega a la casa con el ojo morado y la cara desbaratada.
El padre preocupado le pregunta:
Mi hijo, ¿Qué te pasó?
Nada papi, que rompieron la piñata y a mí me cayó un televisor y un VHS.

Un niño va donde el papá y le dice:
Papá, cuando sea grande me gustaría ser como tú.
El padre todo orgulloso le dice:
¿Para qué? ¿Para ser tan grande e importante como yo?
El hijo le responde:
¡Claro que no papá, quisiera ser como tú para tener un hijo como yo!

Érase una vez 2 niños, uno rico y el otro pobre; el rico le dice al pobre:
En mi casa se come a la carta, pides lo que quieras comer.
Y el pobre dijo:
En mi casa también comemos a la carta, el que saca la mayor es el que come.

En una bodega llega un niño y le pregunta al bodeguero:
Señor, ¿Tiene café?
El señor le responde que sí.
El niño responde:
Entonces, deme un kilo de espaguetis.
Al otro día regresa el niño y pregunta:
¿Tiene azúcar?
El señor responde que sí.
Entonces, deme una lata de atún.
Y todos los días era el mismo cuento, venía el chico, preguntaba por una cosa y llevaba otra.
Hasta que un día el bodeguero se enojó y le dijo:
No le pienso vender más a usted ni a su familia, el niño va a su casa y le cuenta a su papá lo que el señor le dijo, y el papá todo preocupado se dirige a la bodega.
Señor, ¿Qué es lo que pasa?
Y el bodeguero le contó el caso, el papá dice:
Tiene usted toda la razón, ese hijo mío que no se compone, pero no se preocupe ahora mismo voy a la casa me quito el zapato y le doy con la correa.

El maestro le pregunta al alumno:
¿Cómo suena la m con la a?
Y el alumno le dice:
ma.
Y otra vez le pregunta, y el alumno dice:
ma.
Y el maestro le dice:
¿Y si le colocamos la tilde como suena?
Y el niño dice:
Matilde.

Pepito llama al oficial de policía:
Oficial, mi papá se está peleando con un tipo.
¿Dónde?
A la vuelta de la esquina.
Doblan la esquina y efectivamente dos tipos se estaban dando de puñetazos. El oficial le pregunta a Pepito:
Rápido Pepito dime, ¿Quién es tu papá?
No sé, por eso es el pleito, oficial, porque los dos dicen que son mi papá.


Google
Web Busca en nuestra página
 

 

Humor Sano

                     Sección 10

  Te presentamos en esta sección  varios chistes que a nuestro juicio son sanos y que te harán pasar un momento agradable.

  Muchos son lo que han encontrado el relajamiento que buscaban a través del buen humor.

  Siempre es saludable reírse, a veces, incluso, de los temas más serios. La Real Academia Española define la palabra chiste como "dicho u ocurrencia aguda y graciosa" y también como "dicho o historieta muy breve que contiene un juego verbal o conceptual capaz de mover a risa."

  El gran  pensador Scribner escribió: "No se puede rechazar la risa, cuando llega,  se sienta en tu sillón favorito y se queda ahí todo el tiempo que quiera."

                     Nota

Si tienes un chiste sano, envíalo a través del correo electrónico y con gusto lo publicaremos.

Ningún chiste que haga alusión de una manera  irreverente de la Persona de nuestro Dios será aceptado. 

                      Envía esta página

  Envía esta página a tus amistades.

Nombre:
Email:
Tu Nombre:
Tu Email:

::  Portada   ::      ::   Anterior   ::      ::   Subir    ::      ::   Siguiente    ::

                                                      Copyright   Unidos en Cristo. All rights reserved. - Diseño y mantenimiento: Pr. Luis A. Benítez