Págs. 1  2  3  4  5  6  7  8  9  10  11  12  13  14  15  16  17  18  19  20  21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31

SACANDO LOS CACHIVACHES

Lectura: 1 Corintios 6:12-20.

"¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros?" 1 Corintios 6:19

Mi garaje sirve de «almacén» de aquellas cosas que no encuentran un lugar en nuestro hogar y, francamente, hay momentos en los que me avergüenzo de abrir la puerta. No quiero que nadie vea los cachivaches. Así que, con regularidad, separo un día para sacarlos.

Nuestros corazones y nuestras mentes se parecen mucho a eso; acumulan muchos cachivaches. Al chocarnos con el mundo, inevitable, tal vez inconscientemente, tomamos pensamientos y actitudes impías, como pensar que todo en la vida gira a nuestro alrededor, demandar nuestros derechos o reaccionar amargamente hacia aquellos que nos han herido. Rápidamente nuestros corazones y nuestras mentes ya no están limpios ni ordenados. Y aunque pensemos que podemos esconder todo ese desorden, éste al final se hará evidente.

Pablo preguntó claramente: «¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo?» (
1 Corintios 6:19). Esto hace que me pregunte si Dios a menudo sentirá que está viviendo en nuestro desordenado garaje.

Tal vez sea momento de separar un día espiritual y, con Su ayuda, ponerte a trabajar para sacar los cachivaches. Deshazte de esos pensamientos de amargura. Mete en bolsas y echa fuera los viejos patrones de pensamientos sensuales. Organiza tus actitudes. Llena tu corazón de la belleza de la Palabra de Dios. Límpiate a fondo, ¡y luego deja la puerta abierta para que todos lo vean!__ JMS

Reflexión: No dejes que el Espíritu more en un corazón abarrotado. ¡Tómate un tiempo para limpiarlo hoy!

 

AL RESCATE

Lectura: Lucas 15:1-7.

"Habrá más gozo en el cielo por un pecador que se arrepiente, que por noventa y nueve justos que no necesitan de arrepentimiento" Lucas 15:7

Hace poco, Marty y yo viajamos a algunas ciudades importantes en varios países. Quedamos abrumados ante lo perdido que está nuestro mundo, y tristes por los millones de personas que nunca han escuchado el mensaje de la gracia salvadora de Jesús. La idea de alcanzar a nuestro planeta para Cristo se tornó irresistible.

Luego, recordé la historia de un muchacho que caminaba por una playa. Al encontrarse con cientos de estrellas de mar que morían bajo el calor del sol ardiente, comenzó a arrojarlas al agua. Alguien que pasaba, le preguntó: «¿Qué estás haciendo?». «Salvándoles la vida», respondió el muchacho. «Ni lo intentes», dijo el hombre. «Es imposible salvar todas estas estrellas de mar». «Es cierto —le contestó—, pero a cada una que sí salve, le marcará una gran diferencia».

Me encanta la perspectiva del muchacho. Cuando la ola del pecado nos arrojó a la ribera de la muerte, Dios envió a Su Hijo a caminar por la playa para rescatar a todos los que se arrepienten. Y, como dijo Jesús a su audiencia en 
Lucas 15, cada vez que alguien es rescatado, hay fiesta en el cielo. «Os digo que así habrá más gozo en el cielo por un pecador que se arrepiente, que por noventa y nueve justos que no necesitan de arrepentimiento» (Lucas 15:7).

¿Se ha regocijado el cielo porque fuiste rescatado? Si es así, únete a las filas de quienes alcanzan almas perdidas con la gracia salvadora de Jesús.

Reflexión: Cuando hayas sido salvado, querrás rescatar a otros.

 

DISTRAÍDO

Lectura: Lucas 10:38-41.

"Pero Marta se preocupaba con muchos quehaceres" Lucas 10:40

La universidad donde enseño como profesor adjunto provee computadoras portátiles a los alumnos. Aunque esto puede generar muchas ventajas para los estudiantes, he descubierto una forma en que obstaculiza su aprendizaje: estos ordenadores portátiles pueden convertirse en una distracción durante la clase.

Como ellos toman notas en dichas máquinas, las tienen abiertas sobre sus pupitres durante la lección. El problema es que les resulta más interesante escribir a los amigos, visitar Facebook o buscar cosas en internet que mis clases.

Una computadora portátil pierde su efectividad en un entorno de aprendizaje si se convierte en una distracción, aun cuando lo que hagan los alumnos sea algo positivo.

Las cosas buenas pueden hacer lo mismo. Cosas que son positivas pueden distraer nuestra atención de aquello en lo que deberíamos estar concentrados. A Marta le sucedió algo así. 
Lucas 10:40 dice que ella «se preocupaba con muchos quehaceres», lo cual impedía que pasara tiempo con Jesús. Asimismo, un buen pasatiempo puede ser valioso, pero si te distrae y te aleja de tus responsabilidades familiares o de tu relación con Dios, es necesario modificar algunas cosas.

¿Hay aspectos buenos de la vida que te estan distrayendo de lo que deberían ser tus prioridades principales? Regresa, como Jesús le dijo a Marta, a esa única cosa que «es necesaria».__ JDB

Reflexión: Fuimos creados para glorificar a Dios.

 

SE PUSO EL SOL

Lectura: Isaías 60:17-22.

"No se pondrá jamás tu sol... porque Jehová te será por luz perpetua, y los días de tu luto serán acabados" Isaías 60:20

En 1862, durante la Guerra Civil de los Estados Unidos, el General Daniel Butterfield quería una nueva melodía para los que "partían rápido". Y así, sin formación musical alguna, compuso una en su cabeza.

 

Años más tarde, el general escribió: "Llamé a alguien que pudiera escribir música, y practiqué un cambio en el sonido de la melodía del 'Toque de Silencio' hasta que la hice adaptarse a mi oído y luego... la puse a mi gusto sin poder escribir música o conocer el nombre técnico de ninguna nota, y, simplemente de oído, le hice los arreglos". El General Butterfield le dio la música al corneta de la brigada y el resto es historia.

 

Si bien no hay una letra oficial para las inquietantes notas del "Toque del Silencio", he aquí una versión comúnmente aceptada de uno de los versos:

 

El día se fue, se puso el sol, de las colinas, del lago, del cielo;

Todo está bien, descansa tranquilo, Dios está contigo.

 

¡Qué letra tan consoladora cuando se entierra a los fieles miembros del ejército! ¡Y qué esperanza al reconocer que Dios está cerca, incluso -especialmente- en la muerte!.

 

En una época cuando la muerte y el mal reinaban, el profeta Isaías previó un día cuando la muerte misma moriría. "No se pondrá jamás tu sol -le escribió a Israel-, porque Jehová te será por luz perpetua" (Isaías 60:20).

 

Para aquellos que siguen a Jesús, las notas del "Toque del Silencio" no son un canto fúnebre sino una canción de esperanza. "Los días de tu luto serán acabados" (v. 20). Todo está bien. Dios está contigo.__ TG

 

Reflexión: El ocaso en un lugar es el amanecer en otro.

 

 

SIGAMOS ALENTÁNDONOS UNOS A OTROS

Lectura: Hebreos 10:19-25.

"Y considerémonos unos a otros para estimularnos al amor y a las buenas obras" Hebreos 10:24

A poco menos de dos kilómetros de la meta de la Maratón de Londres, miles de espectadores bordeaban la ruta portando pancartas. Cuando algunos de ellos lograban divisar a algún familiar o amigo acercándose, gritaban el nombre de esta persona, le saludaban con la mano, y exclamaban frases de aliento: "¡Sólo un poquito más! ¡Sigue adelante! ¡Ya casi has llegado!" Después de haber corrido 40 kilómetros, muchos competidores apenas si caminaban y estaban a punto de renunciar. Era asombroso observar a los exhaustos corredores alegrarse y renovar el ritmo cuando veían a alguien que conocían o cuando escuchaban su nombre.

¡Aliento! Todos lo necesitamos, especialmente en nuestro caminar de fe. El libro de Hebreos nos dice que sigamos exhortándonos unos a otros. "Y considerémonos unos a otros para estimularnos al amor y a las buenas obras; no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuando veis que aquel día se acerca" (10:24-25).

El Nuevo Testamento está lleno de la certeza de que Cristo pronto volverá. "El Señor está cerca" (Filipenses 4:5). "La venida del Señor se acerca" (Santiago 5:8). "He aquí Yo vengo pronto" (Apocalipsis 22:12).

Al "ver que aquel día se acerca", sigamos alentándonos unos a otros en la fe. "¡Sigue adelante! ¡Ya casi has llegado! Ya puedes ver la meta" __ DCM

Reflexión: Aun si no tienes nada más que dar, puedes dar aliento.

 

UNA LISTA DE TAREAS


Lectura: Gálatas 5:16-26.


¿Qué hay en tu lista de tareas para hoy? ¿Limpiar un ropero demasiado lleno de cosas? ¿Calcular un informe financiero en el trabajo? ¿Pagar tus cuentas mensuales?.

Todos tenemos cosas que debemos hacer hoy, ya sea que las hayamos anotado o no. Es importante que las logremos.

Aunque una lista de tareas puede ayudarnos, hay otro tipo de lista que es aún más valiosa: una lista de "cosas que debo ser". Albert Einstein dijo: "No intentes convertirte en un hombre de éxito sino más bien en un hombre de valor".

El apóstol Pablo alentó a los creyentes de Galicia, y ahora nos dice a nosotros, que nos preocupemos por nuestro carácter. Dijo que, si somos controlados por el Espíritu Santo, Dios producirá en nosotros las características de "amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza" (5:22-23).

Al estudiar esos rasgos del carácter, ¿cuáles son los que más necesitas en tu vida? ¿Mayor paciencia con algún compañero de trabajo o un hijo? ¿Un poquito más de mansedumbre y benignidad hacia algún vecino? Al acercarte a Dios, Él te capacitará para ser la persona que quiere que seas.

Tal vez, al principio de tu lista de tareas para hoy podrías poner: Pasar tiempo orando y leyendo la Palabra de Dios. Ese sería un buen comienzo para ayudarte con tu lista de "cosas que debo ser". __ AMC

Reflexión: Lo más importante no es lo que haces sino lo que eres.

 

QUE DIOS ELIJA

Lectura: Génesis 13:9-13.

"Entonces Lot escogió para sí toda la llanura del Jordán" Génesis 13:11

Quizá tengamos anhelos secretos que son demasiado profundos como para contárselos a otras personas. Puede ser algo relacionado con el matrimonio, con un trabajo o ministerio que nos gustaría realizar, o con un lugar especial donde querríamos servir. Debemos colocar cada deseo en las manos de Dios y orar, diciendo: «Señor, elige por mí. No lo haré solo».

Génesis 13:1-11 nos dice que Lot decidió por sí solo en cuanto a un deseo que tenía: «Alzó […] sus ojos, y vio toda la llanura del Jordán, que toda ella era de riego, como el huerto de Jehová […]. Entonces Lot escogió para sí toda la llanura del Jordán».

A Lot le pareció mejor la llanura del Jordán, con su rico suelo y su abundante suministro de agua. Sin embargo, la tierra estaba corrompida de maldad (
v. 13). El pastor Ray Stedman escribió lo siguiente: «Lot, atreviéndose a gobernar su vida, “escogió solo”, y, engañado por lo que vio, trastabilló enceguecido hasta caer en la angustia y el juicio. Abram, por el contrario, se sintió satisfecho al permitir que Dios eligiera por él […]. Abram lo vio en su luz verdadera». Lot eligió solo y perdió todo: su familia, su fortuna y la aceptación de los hombres.

El mejor curso que podemos tomar es dejar que Dios elija y luego seguir Su dirección, teniendo la seguridad de que todas las elecciones de nuestro Padre celestial se generan en Su sabiduría y amor infinitos.

Reflexión: La satisfacción llega cuando deseamos hacer la voluntad de Dios más que la nuestra.

 

¿IMPORTAN LAS PALABRAS?


Lectura:
Proverbios 15:1-7.


"Si alguno se cree religioso entre vosotros, y no refrena su lengua, sino que engaña su corazón, la religión del tal es vana"
Santiago 1:26


Escuché decir a un adolescente de una familia creyente: «Mi mamá no cree que esté mal decir palabrotas». Luego aclaró cuáles le parecían aceptables a ella; eran términos que desde hace mucho tiempo se han considerado inapropiados.


En los últimos años, la forma de hablar de la gente se ha degradado, pero nosotros no tenemos que adaptarnos a eso. Al esforzarnos para tener «cuidado de [nuestra] manera de vivir» (
Efesios 5:15 NVI), deberíamos pensar en cómo honrar a Dios con nuestras palabras.

Agradamos al Señor con nuestra lengua cuando demostramos buen criterio. «El que refrena sus labios es prudente», nos recuerda
Proverbios 10:19. Cuando hablamos, tenemos que filtrar las palabras que salen de nuestra boca: «El que guarda su boca y su lengua, su alma guarda de angustias» (Proverbios 21:23).

Es importante emplear palabras agradables y positivas, incluso para referirse a temas complicados. «La palabra áspera hace subir el furor», pero «la lengua de los sabios adornará la sabiduría» (
Proverbios 15:1-2).

Por último, debemos evitar las palabras que den una imagen pobre de nuestra posición como hijos de Dios. La exhortación de Pablo, «ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca», establece un patrón estricto para el uso correcto del vocabulario.


Para honrar al Señor en cada área de la vida, utiliza palabras que sean agradables y aceptables para un Dios santo.

Reflexión: Lo que decimos revela lo que somos.

 

Google
Web Busca en nuestra página
 

 

Devocionales

                     Sección 29

  En esta sección te presentamos varias lecturas devocionales

  Sacando los cachivaches
  Al rescate
  Distraído
  Se puso el sol
  Sigamos alentándonos... 
  Una lista de tareas
  Que Dios elija
  ¿Importan las palabras?

                     Nota

Estas lecturas te  invitarán  a la meditación y reflexión.

Si tienes lecturas devocionales, envíalas a través de nuestro correo electrónico. Prometemos publicarlas y darte el crédito correspondiente.  

::  Portada   ::      ::   Anterior   ::      ::   Subir    ::      ::   Siguiente    ::

                                           Copyright © Unidos en Cristo. All rights reserved. - Contáctenos si desea usar algún material de nuestro sitio web