Págs. 1  2  3  4  5  6  7  8  9  10  11  12  13  14  15  16  17  18  19  20  21 22 23 24 25 26 27 28

Esperanza para los que se preocupan

El SEÑOR es mi pastor, nada me faltará. --Salmo 23:1.

Todo el mundo se preocupa de vez en cuando, pero yo era una vez una "profesional" de la preocupación. Mi pasatiempo diario era rumiar mis preocupaciones, una por una.

Entonces, un día, tuve que enfrentarme a un examen médico incómodo, y estaba frenética de miedo. Finalmente decidí que durante el examen me concentraría en las primeras cinco palabras del Salmo 23: "El Señor es mi pastor." Este ejercicio en la meditación no sólo me calmó, sino que pude discernir algunas cosas nuevas. Posteriormente, mientras meditaba lentamente en todo el salmo, el Señor me dio más discernimiento. Con el tiempo pude compartir en conferencias lo que el Señor me había enseñado.

Si eres de los que se preocupan hay esperanza para ti. Rick Warren, autor del libro Una vida con propósito, escribió: "La preocupación es pensar en un problema una y otra vez. La meditación es pensar en la Palabra de Dios una y otra vez. Si sabes preocuparte, entonces ya sabes meditar."

Mientras más meditamos en la Palabra de Dios menos necesitamos preocuparnos. En el Salmo 23, David meditó en su gran Pastor en vez de preocuparse. Luego, Dios lo escogió para que fuera el pastor de Su pueblo (Salmo 78:70-72). Dios usa a los que pueden decir honestamente: "El Señor es mi pastor." --JEY

MIENTRAS MÁS PENSEMOS EN LA PALABRA DE DIOS, MENOS PENSAREMOS EN NUESTRAS PREOCUPACIONES.

 

Triunfa el Cordero

El Cordero que fue inmolado es digno de tomar ... la honra, la gloria y la alabanza.
-- Ap. 5:12

Por toda Europa del Este brotaron celebraciones espontáneas de libertad a finales de los años ochenta cuando los gobiernos ateos y tiránicos se desintegraron de repente. Una de las demostraciones más inusuales de libertad tuvo lugar en Checoslovaquia el 27 de noviembre de 1989.

Aunque las campanas de las iglesias no se habían escuchado en esa nación hambrienta de libertad durante 45 años, al mediodía de aquel día las campanas de todas las iglesias del país comenzaron a repiquetear. Las palomas estaban tan sobresaltadas como la gente. Un cartel colocado en el jardín frontal de una iglesia en Praga resumía el gozo del momento. Simplemente decía: Triunfa el Cordero.

Ese triunfador mensaje evoca una imagen de la mansedumbre y el poder del Señor Jesucristo. En las páginas de Apocalipsis es retratado como el Cordero que nos redime. No obstante, a pesar de la benignidad que representa un cordero, Jesús es también el Juez poderoso que derrotará a todos los que se opongan a Él.

El reino del Mesías de Dios no vendrá pacíficamente. Las imágenes de Apocalipsis 19 están llenas del fiero poder de Dios y de su violento juicio. En aquel día, las naciones se reunirán para llevar a cabo una gran rebelión contra Dios (v. 19), pero serán destruidas en un momento (v. 21).

El Cordero triunfará. ¡Alabado sea el Cordero! -HWR

EL CORDERO QUE MURIÓ ES EL SEÑOR QUE AHORA VIVE.

 

Escucha y aprende

Oirá el sabio, y aumentará el saber..
-- Pr. 1:5

Una persona que leyó uno de mis artículos en Nuestro Pan Diario estaba en desacuerdo con algo que yo dije. Por tanto, me escribió una carta y me pidió una explicación.

Después de recibir mi respuesta respondió: "Gracias por su respuesta. Era una información que yo desconocía. Simplemente di por sentado lo que había aprendido en mi niñez. Pero, malo es aquel día en que uno no aprende nada nuevo; así es que a la edad de 84 años, todavía estoy aprendiendo."

La disposición de aprender es señal de crecimiento y sabiduría. Proverbios 1:5 dice: "Oirá el sabio, y aumentará el saber, y el entendido adquirirá consejo." La palabra hebrea para saber en este versículo significa "una toma".

Si deseamos crecer en nuestro conocimiento de Dios y aprender a agradarle, no podemos temer el descartar viejas ideas y adoptar nuevas que expliquen más adecuadamente las Escrituras. Las personas que buscan sabiduría les darán la bienvenida a las nuevas ideas. Las probarán por las verdades de la Biblia, ya sea para confirmar lo que ya creen o para aumentar su conocimiento y comprensión.

Debemos estar abiertos a la verdad de Dios que Él nos enseña por medio de su Palabra y de la gente que nos rodea. ¿Estamos escuchando, probando y aprendiendo? -DJD

PARA HACER ESPACIO PARA LA SABIDURÍA,
DESHAZTE DEL ORGULLO.

 

Cómo funciona el cuerpo

... Dios ordenó el cuerpo ... para que ... todos se preocupen los unos por los otro.
-- 1 Co. 12:24, 25

Se encontraban a miles de kilómetros de su ciudad cuando tuvieron que ser hospitalizados como resultado de un accidente automovilístico. El esposo fue dado de alta en pocos días, pero la esposa se hallaba en una condición crítica con graves heridas en la cabeza.

Lejos de su hogar, sus hijos y su iglesia, este hombre pudo haberse sentido desamparado y abandonado mientras su esposa permanecía en coma en el hospital. Pero no fue así. Los miembros de una iglesia local se enteraron de su situación y fueron al rescate. "Seremos tu familia eclesial mientras estés aquí" -le aseguraron.

Al poco tiempo, personas de esta iglesia local comenzaron a visitar a la pareja, a proveer al esposo de transporte, y a recomendarles determinados médicos.

El único lazo que había entre esta pareja y aquellas personas era que compartían la misma fe en Jesucristo. Pero eso era suficiente. Ese lazo los capacitó para extender amor a una pareja cuyas vidas habían sido interrumpidas repentinamente. ¡Así es como debería funcionar el cuerpo de creyentes!

Tendemos a favorecer a las personas de nuestra propia iglesia más que a los de otra congregación, considerando en cierta forma que sus necesidades son menos importantes porque no adoran a Dios junto con nosotros. Pero todos los cristianos son miembros del cuerpo de Cristo y deberían ser tratados como tales. Estemos preparados siempre para ayudar en tiempo de necesidad. -JDB

LO QUE LE AFECTA AL HIJO DE DIOS LE AFECTA A LA FAMILIA DE DIOS.

 

Lee y recuerda

Desfallece mi alma por tu salvación, mas espero en tu palabra. Salmo 119:81.

Mi tía, de avanzada edad, tiene problemas con la memoria. Trataba de recordar versículos de las Escrituras que se aprendió hace años, pero no les venían a la memoria. Esto la perturbaba. Le dije que Dios comprende nuestras debilidades. Dios recuerda sus promesas aun cuando nosotros no podemos. Es más importante que descansemos en su fidelidad.

La escritora Lillian Helm también se aprendió esa lección. A los 91 años, pasaba una hora diaria leyendo la Biblia y literatura cristiana. Sus amigos le preguntaban: "¿De qué te sirve toda esa lectura si no recuerdas mucho de lo que lees?" Ella contestaba contando sus bendiciones y diciendo: "Mi copa está rebosando. No me preocupa mi memoria. Sólo hago mis lecturas y Dios se ocupa de recordarlo."

Pablo estaba en prisión en espera de su ejecución cuando escribió a Timoteo: "Trae É los libros, mayormente los pergaminos" (2 Ti. 4:13). Pablo sabía que era importante mantener la mente llena de la verdad de Dios. Todos necesitamos hacer eso cada día de nuestras vidas.

Pero la confianza de Pablo no estaba en sus libros. Estaba en Dios, que con amor cuidaría de él y lo preservaría para su reino celestial (v. 18). Eso aplica a todos nosotros, incluso si no recordamos lo que leemos. --DJD

Puede que la memoria falle, pero nunca las promesas de Dios.

 

Un insulto a Dios

Él que no cree a Dios, le ha hecho mentiroso.... 1 Juan 5:10.

Hace varios años me telefoneó una mujer que estaba sumamente perturbada. Me dijo que estaba al borde de un colapso nervioso. Aparentemente ella se había apartado del Señor, pero ahora había vuelto a Él y realmente quería hacer su voluntad. Sin embargo, los recuerdos de sus días de extravío espiritual seguían persiguiéndola. Por alguna razón, no podía aceptar el hecho de que Dios había perdonado sus pecados, y no tenía paz ni gozo. Pero lo peor de todo era que, con su actitud, le estaba diciendo a Dios: "No te creo. ¡No es cierto lo que dices!"

Yo le dije: "Supón que una de tus mejores amigas, por descuido, te rompe una pieza de tu mejor vajilla. Lamentándolo mucho, te pide sinceras excusas por no ser más cuidadosa. Tú le aseguras que no le guardarás rencor por eso. Ahora, ¿qué pensarías si cada vez que ves a esa persona ella recordase cuán necia fue y te pidiese perdón de nuevo? Después de un tiempo, probablemente te exasperarías y le dirías: "Oye, olvídate del asunto. Te he perdonado de corazón y ¡no quiero que vuelvas a mencionar eso!""

Dios también es fiel a su Palabra, porque promete limpiarnos cuando reconocemos nuestras faltas. Por tanto, confiesa tus pecados al Señor. Luego, cree que Él te ha perdonado. --RWD

Una vez le has entregado a Dios tus pecados, no trates de quitárselos de nuevo.

 

Héroes olvidados

Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso.... Hebreos 12:1.

Puede que nunca les aplaudan públicamente. Sólo un puñado de personas podría alabarlos. En realidad, pueden ser criticados o castigados por necios o incluso pobres de espíritu. No obstante, son los héroes olvidados que actúan como la sal que preserva a la sociedad de una total corrupción.

Michael Weed, del Instituto de Estudios Bíblicos de Austin, Tejas, identifica a algunas de estas personas que nunca aparecerán en televisión pero que deben estar en el Salón de la Fama de la humanidad. Una de esas personas, "aunque ha sido difamada fieramente y mal entendida, se niega a desalentarse o a defenderse". Otra es la "persona que, a pesar de amargas desilusiones, sigue alabando a Dios por ser el Dador de toda buena dádiva".

Dios tiene muchos héroes que no son aclamados en la tierra. Hebreos 11:35-40 menciona a algunos de esos héroes no identificados. El autor no da sus nombres, pero están registrados individualmente en el libro de la vida (Fil. 4:3).

Puede que no seamos llamados a pasar nuestros días en servicio sacrificatorio ni a sufrir valientemente un martirio. Pero en nuestro lugar de responsabilidad podemos escoger ser fieles seguidores de Cristo. Puede que no escuchemos el aplauso de este mundo, pero un día seremos recompensados en el cielo. --VCG

Tu nombre en el cielo no se basa en la fama que tengas en la tierra.


Google
Web Busca en nuestra página
 

 

Devocionales

                     Sección 18

  En esta sección te presentamos varias lecturas devocionales

  Esperanza para los que...
 
Triunfa el Cordero
 
Escucha y aprende
 
Cómo funciona el cuerpo
 
Lee y recuerda
 
Un insulto a Dios
 
Héroes olvidados

                     Nota

Estas lecturas te  invitarán  a la meditación y reflexión.

Si tienes lecturas devocionales, envíalas a través de nuestro correo electrónico. Prometemos publicarlas y darte el crédito correspondiente.

::  Portada   ::      ::   Anterior   ::      ::   Subir    ::      ::   Siguiente    ::

                                         Copyright Unidos en Cristo. All rights reserved. - Contáctenos si desea usar algún material de nuestro sitio web