Págs.

Bosquejos

 

UNA VISIÓN DE GLORIA

Exodo 3:1–10

Realmente nadie puede servir a Dios fielmente sin esta visión.

Es verdad que Moisés aprendió mucho en las escuelas egipcias.

Pero el saber humano no tiene prioridad al saber de Dios.

Pablo rechazaba la eficacia de filosofías humanas. (1 Cor. 2:2-5).

Dios había dicho a Abraham que su simiente sería librada,

y Dios siempre cumple sus maravillosas promesas. (Gén. 15:13-14).

I.     FUE UNA VISIÓN DEL SEÑOR MISMO

Hay una experiencia que se llama del fracaso y del desaliento.

La historia de Moisés comenzó con un rotundo fracaso.

Había en su vida dos corrientes, vida de Egipto y su raza.

Primero el mundo con toda su majestad, esplendor y energía.

Segundo la revelación de Dios, mediante sus padres de LEVI.

Su esfuerzo, aparentemente legítimo, fue sofocado. (2:14).

Huyó al desierto, y allí vio la zarza y oyó la voz de Dios.

II.     FUE UNA VISIÓN DE PERMANENCIA

Esa zarza habla de Israel pues es pueblo que “no se consume”.

En su aflicción en Egipto no pudo ser aniquilado. (1:12).

Esa zarza habla de Jesús, ni la cruz pudo consumirlo.

Cada iglesia fiel a su Señor, aunque pequeña, es zarza ardiendo.

Dijo Gamaliel (Hch. 5:38-39); “Si es de Dios, no la podréis destruir.”

Hay fuerzas que quemarán lo carcomido, pero jamás lo de Dios.

Esa zarza nos da una visión de permanencia. (Heb. 13:8).

III.     FUE UNA VISIÓN DE PUREZA

El secreto de la permanencia estriba precisamente en la pureza.

Dios le recuerda que su fracaso fue porque no fue puro. (4:6-7).

Aquella mano leprosa le hablaba de su esfuerzo humano sin Dios.

Todo lo que no es puro está destinado a desaparecer. (Prov. 14:34).

Sabemos que la corrupción siempre traerá muerte. (Hch. 5:9).

IV.     FUE UNA VISIÓN DE PODER

Detrás de la pureza hay un Dios todopoderoso. (6, 11, 14-15).

Abraham era diferente de Isaac e Isaac de Jacob.

Dios era el Dios de cada uno de ellos y también de Moisés.

El Dios de un pueblo que ya no parecía pueblo en Egipto.

Pueblo débil, embrutecido, pero he aquí Dios todopoderoso.

Cada zarza ardiendo contiene la luz de Dios. (Mat. 5:8).

Sólo los que abren los ojos y quitan sus zapatos oyen a Dios.

 

RASGOS DE LA HISTORIA DE MOISÉS

Éxodo 3:1–14; 4:1–17

Su vida puede dividirse en tres períodos iguales de cuarenta años.

En la corte de Faraón, en el desierto y en el viaje a Canaán.

Estos tres períodos son indispensables para todo fiel creyente.

Conocimiento, visión divina, actividad y lucha en el camino.

I.     MOISÉS COMISIONADO

En realidad Moisés tuvo que hacer frente a cuatro realidades.

1.     Con Dios mismo, Moisés tiene que saber quién lo envía. (3:15).

2.     Con Israel, (3:16-17) No como la primera vez, sin comisión. (2:11-14).

3.     Con Faraón, (3:18-20) Viaje de tres días, recuerda la resurrección.

4.     Con los egipcios, (3:21-22). Pagarían los sueldos atrasados.

Los israelitas se alegrarían al saber su misión oficial. (3:16).

Israel comenzaría una vida nueva. Vida de resurrección.

II.     LOS PRETEXTOS DE MOISÉS

Cinco veces Moisés procuró evadir su responsabilidad.

1. Falta de suficiencia (3:11). 2. Falta de conocimiento (3:13).

3. Falta de autoridad (4:1). 4. Falta de palabra (4:10).

5. Falta de ganas (4:13). En otras palabras, no quiero responsabilidad.

Vemos la modestia de Dios. El YO divino y el yo humano.

El YO divino representa todo; el yo humano no significa nada.

Este proceder desagrada a Dios y empobrece la vida cristiana.

III.     LA PACIENCIA Y LONGANIMIDAD DE DIOS

Esperaríamos que Moisés dijera: “heme aquí” o “¿qué quieres que haga?”

Tal vez el recuerdo de su primer fracaso lo hizo vacilar.

Cuando se obra sin Dios es seguro que vendrá el desaliento.

Así somos: o demasiado rápidos o demasiado lentos, sin paciencia.

Desde que mató a aquel egipcio se hizo desconfiado y temeroso.

Es evidente que no confiaba suficientemente en Dios (Sal. 66:18).

IV.     LOS PELIGROS DE PERDER LO PRIMERO POR LO SEGUNDO

Su tardía sumisión hizo que le restara el honor que le esperaba.

Rehusó ser el único mensajero y tuvo que compartir con Aarón (4:14).

Ciertamente no fue Aarón lo que debía de haber sido para Moisés.

Fue Aarón el que levantó el becerro de oro en el desierto. (32:21).

Así anduvieron cuarenta años dando vueltas sin poder entrar en Canaán.

Nosotros estamos al borde de la bendición, mas sin bendición.

 

LA GUERRA CON AMALEC

Éxodo 17:9–16

Amalec desciende de Esaú, que siempre aborreció a Israel.

Su origen fue en su desprecio de la primogenitura. (Gén. 25:29-34).

Es la primera vez que Israel se encuentra ante un enemigo.

Hasta aquí Jehová peleó por ellos. (Ex. 14:14). Ahora “escogeos” (9).

I.     AQUI HAY DOS LUCHAS

No sería una lucha confiada al esfuerzo y estrategia humana.

Por primera vez se menciona aquí Josué como “capitán de nuestra salud”.

El dirigirá la batalla abajo. Es tipo del Señor Jesús que vino.

El secreto de la victoria estaba arriba. Moisés sobre la cumbre.

Aquellas manos alzadas hablan de la continua oración.

Son las manos que llegan hasta el mismo trono de Dios.

“Quiero … que oren en todo lugar, levantando manos santas.” (1 Tim. 2:8).

¡Qué consuelo es saber que el Señor nos dará la victoria!

II.     AQUI HAY DOS PODERES

Amalec representa el poder de la carne. (Gál. 5:17).

Israel representa el poder del Espíritu.

Saúl fue desechado por no destruir a los amalecitas. (1 Sam. 15:15, 23).

La guerra contra Amalec es para siempre “de generación en generación. (16)

III.     AQUI HAY DOS CONTRASTES

El conflicto empezó al declararse Israel contra Amalec.

La luz repele a las tinieblas (1 Tes. 5:5-9). Hijos del día.

El Don del Espíritu Santo nos conduce a luchar. (Ef. 6:12).

Donde todo está oscuro, nunca hay lucha. (Ef. 5:14).

La más pequeña lucha es motivada por la presencia de la luz.

Las victorias no se obtienen a obscuras y menos durmiendo.

IV.     AQUI HAY DOS RESULTADOS

Amalec derrotado y deshecho. Israel victorioso e íntegro.

Lucha en el valle e intercesión en el monte, van juntas.

Cristo ahora está arriba a la diestra de Dios intercediendo.

El Espíritu Santo abajo guiándonos, peleando por nosotros.

Curación es siempre después de la herida. La paz, después de la espada.

Cristo fue herido por nuestros pecados … (Is. 53:5).

Cada creyente tiene adentro su “Amalec”. Debe crucificarlo (Gál. 6:14).

 

LOS DIEZ MANDAMIENTOS

Éxodo 20:1–17; 24–26

I.     FUENTE ORIGINAL DE LOS MANDAMIENTOS (Éxodo 20:1-2)

Habló Dios, (1) entre truenos (18). Obra de Dios. (Ex. 31:18; 32:15-16).

Por siglos se guardaron en el Arca. Posible destrucción, cautiverio.

No necesarios en Edén, (inocencia), (Rom. 3:19-20; Gál. 3:24).

Jehová no se presenta en su soberanía y poder. Sino en actitud. (2)

“Te saqué” (2). Pueblo esclavo, salvo por gracia. Así salva Jesús.

El Verbo que liberó en Egipto. Así Jesús, (Mat. 5:1-12) monte.

Estos diez mandamientos se dividen en dos grupos distintos.

Nuestras relaciones entre Dios y el hombre y entre hombre y hombre.

II.     RELACIONES ENTRE DIOS Y EL HOMBRE (Éxodo 20:3-11)

1.     Objeto del culto: ¿más placer que oración; otro libro que la Biblia.

     Otro hogar que la Iglesia; mesa que comunión; amigo que Jesús?

2.     Cómo celebrar el culto. Tres NO; Imagen, adorar y servir.

     Sólo Cristo es la imagen perfecta. (Col. 1:15), (Jn. 4:22-24).

3.     Espíritu del culto. Reverencia es la base. Así el Padre nuestro.

     Hay aquí tres puertas: 1. Filiación 2. Reverencia y 3. Obediencia.

4.     Tiempo del culto. Alimento doble, para el alma y para el cuerpo.

     “No sólo de pan vivirá el hombre” (Mat. 4:4) y para el alma (Mat. 5:6).

III.     RELACIONES ENTRE HOMBRE Y HOMBRE (Éxodo 20:12-17)

1.     Perder el respeto al padre y la madre es motivo de desconfianza.

2.     El derecho de la vida ajena o propia es de Dios. Guerra es crimen.

3.     En la economía de Dios la santidad comienza en la pureza.

4.     Nadie debe tomar para sí lo que pertenece a otro.

5.     Lo que tiene hoy aplastada a la humanidad es la deshonestidad.

6.     El ambicioso quiere mandar; el avaro, oro; el codicioso, ser dueño.

Dos parábolas. El pródigo amor de Dios, samaritano al prójimo. (Mat. 22:37-40).

IV.     COMO ACERCARSE A DIOS (Éxodo 20:24-26)

Hay dos altares y dos negaciones: tierra y piedra. Pico y gradas.

Tierra habla de Adán, piedra de Cristo. Obra no debía labrarse.

Gradas, es que Dios viene a nosotros. El nos amó primero. (1 Jn. 4:19).

Leemos en Hebreos: “tenemos un altar” y está unido a Jesús y su obra.

Dios se acerca a nosotros por medio de Jesús. (Heb. 12:18-24).

En Jesús tenemos nuestro altar: Revelación, Sacrificio, Comunión y Consagración.

 

EL FUEGO SOBRE EL ALTAR DEL HOLOCAUSTO

Levítico 6:8–13

La antigua costumbre del ritual judaico es muy hermosa y sugestiva.

El fuego tiene que ver con el ALTAR DEL HOLOCAUSTO DEL TABERNÁCULO.

Se dan instrucciones precisas para que el fuego arda siempre. 12-13.

I.     EL ORIGEN DEL FUEGO DEL ALTAR

Estaba en Dios mismo (9:24). Se prepara altar, leña y víctima.

La sangre de la víctima es derramada sobre el altar. Falta fuego.

Por perfecta que sea la máquina, sin fuego adentro no marchará.

Más tarde se repitió en la dedicación del templo. (2 Crón. 7:1).

Al llegar Pentecostés cayó fuego de Dios. (Hch. 2:3).

El fuego divino tiene su influencia benéfica en nuestro ser.

II.     LA CONTINUACIÓN DEL FUEGO DEL ALTAR

Dios quiso enseñar a su pueblo que debía ser un fuego continuo.

Conservar encendido el altar; oración privada, vida piadosa.

Templo, altar familiar, lugares donde se enciende el fuego. (Sal. 39:1-3).

Devoción privada es la esencia, la evidencia; barómetro de fe.

¡Que arda en nosotros el “sebo” de nuestra devoción íntima!

No se trata de prácticas intermitentes sino continuadas.

¿No tienes motivos para orar? Ora por tu iglesia y por ti mismo.

Usemos la Palabra de Dios como combustible. (Luc. 24:32).

III.     LA IMPORTANCIA DEL FUEGO DEL ALTAR

No era el altar el que daba al fuego su carácter sagrado.

Sino al revés. Los principales sacrificios del altar eran tres.

1.     HOLOCAUSTO. Simboliza el perfecto sacrificio de Jesús.

     Para el cristiano significa completa consagración a Dios.

2.     DEL PRESENTE. Simboliza la perfecta humanidad de Jesús. (Rom. 12:1).

     Para el cristiano significa la devoción diaria dando lo mejor.

3.     DE LAS PACES. Simboliza al Señor haciendo la paz. (Ef. 2:13-19).

     Para el cristiano significa nuestro reconocimiento y gratitud.

IV.     LA CONSTANTE LIMPIEZA DEL ALTAR

Esas cenizas recuerdan dos cosas: a) antes eran leña; b) ahora estorbo.

Cosas dañinas deben ser retiradas del corazón. (Ef. 4:21-32).

Transformará maravillosamente nuestras vidas, (el sol sobre rocío).

Que parecen perlas o prismas relucientes cual hermoso arco iris.

Así este fuego mantiene fiel el espíritu, el alma y el cuerpo. (Apoc. 2:10).

 

EL PECADO DE CHISMEAR

Levítico 19:13–17

La etimología de la palabra “chisme” viene de “eisma” es corte, rotura o división. Los cismáticos rompían la unidad del dogma.

Al observarse que muchos “eismas” se fundaron en ideas falsas, entonces significó mentira, embuste, lo que entendemos por CHISMEAR.

La Palabra de Dios nos prohíbe divulgar rumores no confirmados.

I.     ¿QUE ES EL CHISME? (Levítico 19:16)

El cuchicheo de María y Aarón es cosa de hoy. (Núm. 12:1-2, 8).

Posiblemente Aarón quiso ser el jefe y María la profetisa (2).

¡Cuán poco ha cambiado la naturaleza! Era su propio hermano.

La reputación de los hijos de Dios debe ser para nosotros preciosa.

No debiéramos ayudar al Diablo deshonrando la Iglesia y su Señor.

Algunos necesitan frenos en la lengua, otros piensan justificarse.

II.     CONSECUENCIAS DEL CHISME

Triple daño, el que lo cuenta, el que lo oye y a quien se refiere.

María y Aarón hablaron muy bajito, pero “LO OYÓ JEHOVÁ” (Núm. 12:2).

Hablaron de la piel negra de su cuñada, (Núm. 12:1). Y su piel se

volvió en la blanca llaga de la lepra. (Núm. 12:10).

Los hijos prudentes de Noé cubrieron la desnudez de su padre,

pero el que se expuso a mirarle recibió una espantosa maldición.

Quizás nosotros mismos necesitamos clemencia. (Núm. 12:11).

III.     COMO LIBRARNOS DEL CHISME

Escuchar al chismoso con agrado o tolerancia, lleva su culpa.

Es quebrantar la segunda tabla de la Ley; “amarás a tu prójimo …”

Nadie embadurna a aquel a quien ama en verdad. (Mat. 22:39).

Dice Salomón: “donde no hay chismoso, cesa la contienda” (Prov. 26:20).

Toda amonestación debe ser con amor y en la cara, no de espalda.

Esto es honradez fraternal y tiene la aprobación de Dios.

“Pero si os mordéis y os coméis … mirad que no os consumáis” (Gál. 5:15).

IV.     LA GRANDEZA DE LIBRARNOS DEL CHISME

Moisés era hombre “MANSO” (Núm. 12:3). Dijo el Señor (Mat. 11:29).

Fue humilde de corazón: en vez de resentirse, perdona. (Núm. 12:13).

No es celoso con Eldad y Medad, que prediquen. (Núm. 11:26-29).

Moisés sabía que nadie podía elevarlo ni hundirlo de su posición.

Jesús oró por sus transgresores. Nos enseñó el Padre Nuestro.

Nadie puede llamarse cristiano si chismea en vez de perdonar.

 

LA INCREDULIDAD FRENTE A LA FE

Números 13:17–34

En Génesis vemos al hombre arruinado; en Éxodo, redimido.

En Levítico al hombre adorando y en Números sirviendo a Dios.

Números aunque es libro de peregrinaciones, puede llamarse de

 “MURMURACIONES”.

Porque de principio a fin está lleno de rebeliones y quejas.

Así lo confirma el Sal. 95:10, “Cuarenta años estuve disgustado …”

I.     EL ENVÍO DE ESPÍAS A LA TIERRA DE CANAÁN

Aunque Dios lo indica, (v. 3), el deseo se originó en el pueblo. (Deut. 1:22).

Revelaron su falta de confianza en Dios y su inclinación al pecado.

El testimonio de Dios debía bastarles. (Lev. 20:24; Deut. 8:7-10).

¿Había acaso un solo sitio en la tierra de Canaán que Dios no conociera?

¿No conocía Dios las dificultades? ¿No podría él vencerlas?

Huyamos de bujías peligrosas, arenas movedizas y escollos mortales.

Dejándonos guiar por Dios, nunca necesitaremos guías humanas.

II.     ¿POR QUE DIOS PERMITIÓ EL ENVÍO DE ESOS ESPÍAS?

Dios nunca aprueba los planes humanos, pero los permite.

La designación de un rey, significó el rechazo de Dios (1 Sam. 8:7).

Sin duda que al fin “todo obra para el bien de los que le aman”.

(Sal. 106:15). Les dio lo que pidieron; cosecharon flaqueza y muerte.

El envío de espías puso de manifiesto su incredulidad y todo se complicó.

III.     EL INFORME DE LA INCREDULIDAD

No podemos subir más ni ser más fuertes que donde estamos.

La incredulidad siempre hallará imposibilidades. (v. 32).

A pesar que hallaron la tierra conforme se les aseguró. (v. 27).

Vieron aquellos hombres demasiado grandes y ellos se vieron pequeños.

No pensaron que serían aquellos gigantes ante el Todopoderoso.

Vieron muchos “peros”, pero no vieron a Jehová de los ejércitos.

Su incredulidad rebajó al Señor al nivel de una langosta.

IV.     EL INFORME DE LA FE

La incredulidad procura acercarse a Dios a través de dificultades.

Pero la fe afronta las dificultades conjuntamente con Dios.

La fe no es ignorante ni descuidada; introduce a Dios en todo.

La fe siempre dice: “Subamos luego, y poseámosla; que más podremos” (v. 30).

2 Cor. 1:20 “todas las promesas de Dios son en él sí y en él amén.”

Si primero miramos a Dios, nuestros “goliats” serán como langostas.

 

LAS SERPIENTES DEL DESIERTO

Números 21:4–9

Nuestro Señor da la clave interpretativa en Juan 3:14-15.

Jesús recuerda a Nicodemo aquel hecho creído por todos en la antigüedad.

Israel olvidó los juicios de Egipto y su libertad alcanzada.

Sólo pensaban en satisfacciones estomacales antes que espirituales.

Se originan las serpientes venenosas por sus murmuraciones. (5)

I.     LA REALIDAD DEL PECADO

No se trata de un juego de palabras e ideas fantásticas.

Desgraciadamente la presencia de serpientes se hace sentir.

Todo pecado es siempre contra Dios (v. 5) (Mat. 25:41-46).

Pecaron contra toda la Ley de Dios.

Las gentes buscan sus satisfacciones en la carne y en el mundo.

“Pan liviano”. Las provisiones de Dios llegan a ser un fastidio.

Hallan su satisfacción en todo lo que el “Egipto” puede darles.

II.     LOS RESULTADOS DEL PECADO

El pecado nos pone siempre a merced de las serpientes.

2 Cor. 4:4; nos ciega. Ef. 2:2; mundanaliza y domina. (1 Jn. 5:19).

¡Cuántas lágrimas! Por los sufrimientos que está causando.

No hay quien escape; no hay medicina; y al fin mata. (Rom. 6:23).

Estas serpientes hablan de Satán con su astucia y su engaño.

A causa de las murmuraciones muchos murieron. (Sal. 58:1-5).

III.     EL REMEDIO SEÑALADO

Los ruegos de Moisés no sirvieron para alejar a las serpientes.

Pero Dios les provee de un remedio contra el veneno mortal.

El pecado sigue su obra destructora, pero el remedio está en Jesús.

La serpiente levantada fue semejante, mas sin veneno. (Rom. 8:3).

Así se identificó Jesús en la cruz para salvarnos. (2 Cor. 5:21).

Fue el único remedio de SALVACIÓN que Dios señaló. (Jn. 3:14-16).

IV.     LA VALIDEZ DEL REMEDIO

La posibilidad de salvarse fue cuando Israel confesó su pecado (7).

Si la ciega murmuración inevitablemente trajo juicio (v. 6),

la sincera humillación y confesión aseguraron la salvación. (v. 9).

El medio ya estaba, sólo faltaba apropiárselo para ser eficaz.

Tal remedio no fue revelado a las obras sino a la fe. (Is. 45:22).

No debían mirarse a sí mismos ni a otros, sino a la serpiente.

Aquella serpiente habla de Jesús en la CRUZ del Calvario. (Jn. 3:15).

Mirar es más fácil que darse vuelta, o levantar una pierna.

 


Google
Web Busca en nuestra página

 

 

Bosquejos

                     Sección 10

Una visión de la Gloria
Rasgos de la historia de moisés
La guerra con Amalec
Los Diez Mandamientos

El fuego sobre el altar
El pecado de chismear
Incredulidad frente a la fe

Las serpientes del desierto

                      Nota

En esta sección te presentamos bosquejos que fácilmente pueden ser ampliados por todo predicador diligente

Para el pastor o predicador laico muy ocupado, estos bosquejos de sermones le serán de mucha ayuda en su preparación para subir al púlpito y dar su mensaje a su congregación.

Mensajes en audio, en formato Mp3

                                   ::  Portada   ::      ::   Anterior   ::      ::   Subir    ::      ::   Siguiente    ::

                                                            Copyright © Unidos en Cristo. All rights reserved. - Contáctenos si desea usar algún material de nuestro sitio web